El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha justificado que su reunión con Rodrigo Rato, el pasado 29 de julio, se debió a una "preocupación fundada" del exvicepresidente del Gobierno por las "amenazas y ofensas contra él y su entorno familiar", "verbales", y  especialmente, en "las redes sociales".

400 tuits amenazantes
Jorge Fernández Díaz, que comparece ante la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados, ha dicho que Rato le mostró su "preocupación" ante la posibilidad de que se le retiraran las medidas de seguridad que lo protegen en la actualidad en su condición de exvicepresidente del Gobierno. El ministro del Interior ha asegurado que hay unos "400 tuits amenazantes contra Rato y su entorno", que ha aportado al Parlamento.

Carga contra la oposición
Fernández Díaz ha criticado a los grupos políticos en la oposición, especialmente al Grupo socialista, por apoyarse en "conjeturas injuriosas o calumniosas"  e "informaciones sesgadas" para hacer "discursos políticos interesados con los que construir un escándalo" y que han visto en su reunión con Rato "un campo fértil para el interés político".  "La desalentadora realidad es que no me conceden un mínimo de confianza", ha añadido el ministro, que  culpado a la "irresponsabilidad del PSOE"  de que haya tenido que "romper mi silencio como ministro del Interior".

"Habría sido una irresponsabilidad" no recibir a Rato

El titular de Interior ha defendido que haber "hecho caso omiso a una situación de riesgo del exvicepresidente, al margen de los procesos judiciales, que no es de mi incumbencia, habría sido irresponsable. Haría exactamente lo mismo con cualquier otro personaje público", ha subrayado Fernández Díaz, que ha pedido respeto a la "presunción de inocencia" de Rodrigo Rato.

[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"23532","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-335102","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"645","height":"613","alt":"El titular de Interior, Jorge Fern\u00e1ndez D\u00edaz, durante su comparecencia hoy en el Congreso para explicar la reuni\u00f3n que mantuvo con el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, imputado en el caso Bankia, el 29 de julio en su despacho, lo que ha provocado una cascada de peticiones de dimisi\u00f3n del ministro y una denuncia ante la Fiscal\u00eda. EFE"}}]]

Niega que hablara de datos procesales
Sobre las insinuaciones que apuntan que habló con Rato sobre su situación procesal, lo ha negado y ha asegurado que no conoce "el detalle de las investigaciones policiales, porque ni los puedo conocer ni los debo conocer". Al respecto ha subrayado que la reunión fue el día 29 de julio y no el 22, como publicó algún medio de comunicación. Este último día, el exvicepresidente del Gobierno declaró en los juzgados por el caso Bankia. Según ha afirmado Fernández Díaz, al confundir las fechas ha habido "una intención de causalidad".

El ministro ha justificado que la reunión se desarrollara en su despacho del Ministerio del Interior porque no lo consideró "éticamente reprobable o ilegal" y "desde mi punto de vista no merece ningún reproche de tipo ético". “Al ser un tema personal me llevó a considerar que era necesario guardar reserva sobre su contenido”, ha añadido Fernández Díaz, para justificar que no hiciera público el encuentro con Rato.