Sólo dos días antes de la Conferencia Política le preguntaron por la crisis de liderazgo y dijo lo que cayó como una pequeña bomba: le preocupaba el liderazgo de Rubalcaba. Pero ya entonces añadió algo que pasó más desapercibido, su preocupación era aún mayor por el rechazo que provocaba Mariano Rajoy. La mañana de este martes, Felipe González ha insistido en la misma idea: "me preocupa que Rubalcaba tenga un grado de aceptación tan bajo (...) y me preocupa también que Rajoy tenga ese nivel de rechazo, porque cuando se lidera el gobierno se tiene una responsabilidad mucho mayor".

González no ha apostado por ningún posible líder de futuro en el PSOE
El expresidente socialista hablaba de su nuevo libro, "En busca de respuestas", cuando le han preguntado por la crisis de liderazgo político que se vive en España y en el mundo en general. Y ha sido cuando González ha hablado sobre la situación de los dos líderes políticos españoles. Sobre Rubalcaba ha insistido en que le preocupa que "tenga un grado de aceptación, o de rechazo, como quieran, tan alto, o de aceptación tan bajo, me preocupa claro..., pero aun así sostengo... no lo digo yo, lo dice mucha gente, incluso de los que no son nuestros, que es una cabeza política muy ordenada, con mucha capacidad para comprender los problemas del país, cosa que se está convirtiendo en un bien escaso...".

Felipe González en la SER Felipe González se pregunta qué parámetros han mejorado en los dos últimos años para poder decir que se ha salido de la crisis



En la entrevista, que se ha celebrado en el programa Hoyxhoy de la SER, González ha evitado rechazar a un posible líder alternativo de futuro a Rubalcaba. "Es muy difícil anticiparlo, proque este es un sistema de prueba y error. La gente no sabe su capacidad de liderazgo hasta que no está en la responsabilidad" ha dicho.

Una salida de la crisis a la japonesa
Y a continuación ha explicado su sensación de que en estos momentos la política se hace 'a la contra': "Estamos en un proceso en el que parece más interesante que pierda el contrario a que gane el propio", ha dicho antes de preguntarse críticamente si "la estrategia del PP para llegar a la mayoría absoluta que ahora tiene ha sido ofrecer a la gente una alternativa creíble en su programa electoral", y se ha respondido que no, antes de concluir que el PP llegó al poder con "una estrategia de desgastar al gobierno.., más que de ganar, de hacer perder al contrario, y para eso hace falta mucho menos pulso de líder... A mí eso no me gusta".

Sobre la situación económica y la supuesta salida de la crisis, González se ha mostrado irónico, antes de hacer una petición: "Me gustaría que se analizaran todos los parámetros desde de hace dos años y los parámetros actuales y sólo quiero que me digan en cuales hemos mejorado para afirmar que hemos salido de la crisis". Según González "hemos tocado fondo, pero cuánto tiempo vamos a estar en el fondo, no lo sé... No veo ninguna señal de políticas europeas que me permitan decir que ese tocar fondo se convierta en una remontada y no en un modelo a la japonesa que nos tenga durante muchos años durante esa situación".