De entre la lista de eurodiputados elegidos de la lista del PP, Mariano Rajoy hizo dos selecciones para 'colocar' en las instituciones europeas. Decisiones suyas. Uno, el más importante, Miguel Arias Cañete, al que 'señaló' como el candidato de España para ocupar una comisaría. El otro, para ocupar una de las vicepresidencias del Euro Parlamento, la que corresponde al PP español por su peso en el PP europeo; elección de Rajoy que recae en el expresidente murciano, Ramón Luis Valcárcel.

El tiempo ha venido a demostrar que las elecciones del presidente eran 'temerarias', porque con los dos ha sucedido exactamente lo esperable teniendo en cuenta sus 'historiales'. De lo que pasó con Cañete les hemos venido informando: ha sido el candidato más rechazado por los parlamentarios, que desconfían de su imparcialidad al frente de la cartera de Energía y Medio Ambiente, teniendo en cuenta sus intereses y precedentes.

El ejemplo Cañete
Pero es que además, Cañete tuvo que rectificar dos veces su declaración de bienes, primero porque 'olvidó' los sobresueldos que le pagaba el PP; y después porque olvidó incluir que había vendido, al menos eso dijo, sus acciones en las empresas petrolíferas familiares.



Mala elección ésta de Rajoy. O eso parece, tal y como fue recibido Cañete, acusado de lobista por organizaciones internacionales, como les contamos en este periódico. Pero es que la otra elección del presidente, la del 'segundo cargo' de más relieve, más de lo mismo: el expresidente murciano, relacionado en tantos casos de corrupción que resulta difícil agruparlos, ha hecho mal su declaración de bienes ante la Unión Europea.

Vacárcel, la repetición de la historia
¡También Valcárcel ha olvidado incluir los sobresueldos que le pagaba el PP... eso sí, en su caso bajo el epígrafe gastos de representación!

Tiene difícil Valcárcel decir que lo 'ha olvidado'. Y eso por una razón... En la declaración que hizo ante la asamblea de Murcia hace tres años, él mismo reconoció que ese era un ingreso que debía incluir.



Sin embargo, esa partida... "asignación PP gastos de representación de la Presidencia", porque Valcárcel además de presidir Murcia, también presidía el PP murciano, 'se olvida' en su declaración ante la Unión Europea.



Ahora falta por saber si, como su amigo y compañero, Miguel Arias Cañete, también Valcárcel va a rectificar su declaración... o va a mantener 'el olvido' protegido en que no tiene que pasar el mismo examen.