José Manuel Molina, Cospedal y Ángel Acebes José Manuel Molina, Cospedal y Ángel Acebes



El quinto imputado por la supuesta mordida de 200.000 euros que pagó la empresa Sacyr al PP de Castilla-La Mancha para financiar la campaña electoral de María Dolores de Cospedal de 2007 a cambio de la concesión del servicio de recogida de basuras de Toledo, José Manuel Molina, exalcalde popular entre 1999-2007, declara este lunes, a las 15 horas, ante el titular del Juzgado nº 5 de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, quien también ha llamado, pero en condición de testigos, al actual regidor toledano, Emiliano García-Page, y al responsable por aquel entonces de la concesionaria del contrato, Pedro Sigüenza, entre otros (ver auto).

Aquel 10 de abril de 2014
José Manuel Molina, firmante del contrato del servicio de recogida de basuras por el que Sacyr recibía más de 63 millones de euros, se las veía feliz como canciller de la embajada española en la República Democrática del Congo, donde llegó el 13 de abril como gestor y administrativo “huyendo” de otros problemas personales que ahora se acrecientan con la decisión de Pablo Ruz de imputarlo, condición que, posiblemente, acarree la pérdida de este destino de cinco años, reservado a los funcionarios de carrera de la Administración General del Estado. Y todo por aquel fatídico 14 de abril cuando Luis Bárcenas, a preguntas del abogado del imputado y todavía gerente del PP castellano-manchego, José Ángel Cañas, el extesorero, encarcelado en la actualidad en Soto del Real, dijo:
Sr. Letrado del Sr. Cañas: Nos dice que precisamente esta es la única donación que tenía una finalidad.
D. Luis Bárcenas: Desde mi punto de vista, así es como lo plantearon, eso tenía...era finalista. Así es como lo plantearon. Pero yo no he intervenido en esa operación, salvo en ser la persona que los pone en contacto, y la que recibe exclusivamente los primeros 200.000 euros.
Sr. Letrado del Sr. Cañas: ¿Y nos puede decir qué datos de conocimiento tiene usted para determinar que esta es una donación finalista?
Luis Bárcenas: La propia conversación con la Sra. de Cospedal, en la que cuenta que eso es como consecuencia de que quiere congraciarse con ella el alcalde de Toledo, el Sr. Molina, y que hay un tema que se le va a dar a la empresa esta, Sacyr, y que bueno se le puede pedir que haga una aportación. Yo no sé si condicionándolo o no condicionándolo, o si es simplemente aprovechando que va a ser el adjudicatario de una obra, pues en fin, que nos eche una mano en la campaña”.

 



"Luz y taquígrafos"
En este sentido, fuentes cercanas a José Manuel Molina, reconocen a ELPLURAL.COM que “José Manuel se limitará a negar cualquier pelotazo, ni comisión procedente del Ayuntamiento que él presidía”, al mismo tiempo que reconocen cierto resentimiento de Molina con Cospedal, quien intentó “cargarle el mochuelo” asegurando que: “ese relato de que el alcalde (Molina) supuestamente cobró dicha comisión para luego dársela a Bárcenas, para que luego éste se la diera al gerente del PP para que éste financiera una campaña, es una historia disparatada y mentirosa”.

Jose Manuel Molina ante el Palacio de Fuensalida (11 horas 16-07-13) (4) Jose Manuel Molina ante el Palacio de Fuensalida (11 horas 16-07-13) (4)



Reunión desmentida con Cospedal
Declaraciones de Cospedal antes del 16 de julio de 2013 fecha en la que Molina y la presidenta de Castilla-La Mancha mantuvieron una reunión en la sede del Gobierno regional, un día después de que Bárcenas entregará a Ruz el famoso recibí de la mordida de los 200.000 euros (ver recibí) firmados por el gerente del PP manchego. Entrevista que, siempre según las mismas fuentes, no se llegó a producir. Sin embargo, ELPLURAL.COM publicó una foto de Molina saliendo del Palacio de Fuensalida. “Sí, en Fuensalida estuvo, pero se reunió con el consejero Portavoz, Leandro Esteban, a quien dejó claro que él no tenía que ver nada con este asunto; nunca con Cospedal”, concretan.

“Que cada uno se coma sus sapos”
Lo que está claro es que Molina no “está dispuesto a comerse ningún sapo que no sea el suyo”, concluyen las fuentes. Y tanto qué el exalcalde no está dispuesto a cargarse con “el marrón”, como nos lo dejó claro en julio de 2013 en una conversación mantenida con este periódico: “los papeles están ahí, en el Ayuntamiento; que los enseñen…y punto...otra cosa es que si alguien ha cobrado algo, que lo diga, que diga por qué ha cobrado, en concepto de qué y quién le ha pagado”, añadió, “lo que tengo claro es que siendo yo alcalde desde el Ayuntamiento de Toledo nadie ha cobrado ninguna comisión ni se ha ordenado pagar ninguna comisión al PP nacional”.

El PP cargará contra García-Page
Igual de claro está que el PP intentará por todos los medios involucrar al actual alcalde de la ciudad y candidato del PSOE a la Presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, a quien los abogados del extesorero “popular” y del actual gerente del partido, Lamberto García Pineda y José Ángel Cañas, respectivamente, pedirán que explique por qué “dio validez al sobrecoste de más de 11 millones de euros, al firmar y ratificar el contrato con Sufi en 2008”. Más aún, creen que “el señor García-Page es el único que ha hecho algo que supone un reparo por parte de la Intervención General del Estado”. De ser así, Ruz no hubiera tenido reparos para imputar también al líder socialista, que como la mayoría de los ciudadanos quiere saber dónde están los 200.000 euros después de que Cospedal admitiera haber recibido esa cantidad de la sede nacional. Sin embargo, Ruz ha podido comprobar que no existe asiento contable ni transferencia bancaria alguna. Cospedal está en un grave aprieto.