Aprovechando que el Pisuerga y la Convención del PP pasan por Valladolid, y que los populares van a presentar allí la remodelación de su web oficial, Génova ha decidido prohibir la entrada en su web social a quienes no sean militantes de la formación. Aparte de su web oficial (www.pp.es), el partido tiene otra (www. populares.es) que funciona como una red social, donde los dirigentes del PP mezclan sus perfiles con ciudadanos y militantes. Ahí también se difunden los argumentarios que elabora Génova y se llevan a cabo encuestas.


Sin embargo, desde ayer, en dicha web aparece un aviso que alerta de que a partir del 1 de febrero el acceso “sólo será posible para los afiliados del Partido Popular”. “El motivo de este cambio se debe a que, por el contenido del servicio, resulta necesario garantizar la identidad de las personas adscritas al mismo”, explica la misma nota.





Tranquilidad de los militantes
En Génova, quitan hierro al asunto y se niegan a hablar de “veto”, justificando que sólo busca la “tranquilidad” de los integrantes de la plataforma. Sin embargo, la cercanía de las elecciones europeas, a las que el PP no acude con sus mejores resultados en las encuestas, hace pensar que buscan blindar a sus militantes de los descubrimientos de la prensa, como sucedió con los miembros de Nuevas Generaciones que aparecieron en verano haciendo saludos fascistas en las redes sociales.


Chats y argumentarios
Hasta la fecha, bastaba con aportar tu correo electrónico y un código postal para acceder a la red social del PP, lo que daba acceso a chats, foros de opinión sobre temas de actualidad y decisiones del Gobierno o los argumentarios que elabora el PP para unificar las consignas entre sus portavoces. También permitía coordinar a los usuarios para que comentasen en las noticias sobre el PP que publican los medios digitales.


Pirateada en sus inicios
Lo cierto es que esta web no empezó con buen pie. Al poco de su presentación, en 2009, fue pirateada. Una programación chapucera permitía a cualquier persona entrar en otros perfiles y modificarlos a su antojo. Algo que aprovecharon supuestos seguidores de Esperanza Aguirre para trastear con los perfiles de Mariano Rajoy, Jaime Mayor Oreja o el del administrador de la web, y que puso en peligro los datos de muchos usuarios, protegidos por ley.


Encuestas trampa
Actualmente, en la portada, además del anuncio, hay una encuesta que pregunta a los usuarios si apoya la Ley educativa de Wert. El 71% cree que “sí, era necesaria en un país que sólo ha tenido leyes educativas socialistas”. Un 16,4% dice que “sí, pero la nota de 6,5 de media para acceder a las becas universitarias era excesiva”. Y un 7,1% asegura que “no, aunque el sistema socialista imperante debería modificarse”. No hay escapatoria.


Grupos destacados
Al igual que en Facebook, esta red social también permite la creación de grupos de usuarios que comparten una idea común. En este momento, los dos más destacados son el que se llama “Si a la LOMCE” y el que se denomina “Las cosas como son”.