16.828.515 euros. O lo que es lo mismo, 2.800.029.296 de las antiguas pesetas. Ese es el dinero público que el Gobierno de la Comunidad de Madrid destinará en las próximas semanas para vender los logros de su gestión a lo largo del presente mandato. Desde el PSOE, tachan de “inmoral e ilegal” la cantidad que el Ejecutivo de Ignacio González destinará en estas campañas de “propaganda” que verán la luz a escasos días de que la ciudadanía acuda a las urnas. Por su parte, desde el PP defiende el elevado gasto en base a la necesidad de combatir las “falsedades” que la oposición ha realizado en todo este tiempo para desprestigiar los servicios públicos de la región.

Los temas de las campañas
En total, el Partido Popular ha puesto en marcha 9 campañas publicitarias que tratan aspectos tan diversos como la difusión de los servicios de emergencia, el proceso de escolarización del próximo curso académico, el fomento de las obligaciones tributarias, la prevención de la violencia de género, la promoción de la igualdad entre hombres y mujeres, la labor realizada por parte de la Consejería de Asuntos Sociales, los diferentes programas existentes en materia de salud y prevención en la Comunidad de Madrid, las ayudas al empleo y al emprendimiento o las acciones del Canal de Isabel II.

Campañas de más de 5 millones y medio
Campañas que tendrán un coste para el erario público que oscila desde los 5.566.000 euros (lo que cuesta la campañas publicitaria sobre las acciones de comunicación del Canal de Isabel II), hasta los 490.000 euros (dinero destinado para promocionar la igualdad entre hombres y mujeres o para prevenir la violencia de género).

Las empresas adjudicatarias
9 campañas publicitarias que se reparten 6 empresas ya sea a raíz del diseño de la creatividad y producción de las campañas o en base a la compra de medios para insertar los anuncios. Las empresas adjudicatarias son Adsolut, C Doble Imagen y Comunicación, PHD Media Spain, Media Sapiens, Arena Media Communications, y Mateomateo Comunicaciones.



Duras críticas del PSOE
A lo largo de los últimos meses, el Partido Socialista ha criticado duramente el conjunto de las campañas institucionales que la Comunidad de Madrid ha programado para este año electoral. De hecho, el pasado 12 de febrero, la diputada socialista Helena Almazán, llegó a calificar este gasto en publicidad de “inmoral” e “ilegal”.

Campañas ante la “deseperación”
“Su desesperación por ganar unas elecciones, con una pésima gestión de cuatro años -y más- a sus espaldas, les ha obligado a pisar peligrosamente el acelerador. A día de hoy han adjudicado, o están a punto de adjudicar trece contratos por un importe de 17 millones de euros -o sea, 3.000 millones de las antiguas pesetas- en propaganda, señor Consejero; en propaganda ilegal”, sostuvo Helena Almazan el pasado mes de febrero.

Campañas ilegales según el PSOE
En su opinión, estas campañas contravienen lo expresado en el artículo 4 de la Ley de Publicidad y Comunicación Institucional, que según recuerda la diputada socialista, “prohíbe las campañas de propaganda, que es exactamente lo que son estas campañas con el dinero de todos los madrileños”.



El PP explica el elevado gasto en publicidad
Algo que desmienten desde el Ejecutivo del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. Según afirmó el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Ossorio, en el debate que mantuvo con Almazán en la Asamblea de Madrid, su Gobierno se limita a “emplear los recursos publicitarios para ofrecer a los ciudadanos los servicios que presta”. Y lo hace, según el dirigente popular, “con más motivo que nunca por culpa de la publicidad” realizada a lo largo de este mandato por parte del Partido Socialista.

Un 0,2% del presupuesto
En opinión de Ossorio, “los madrileños han padecido innumerables campañas de desprestigio de los servicios públicos al margen de la ética y orquestadas especialmente por el Partido Socialista de Madrid”. Además, el Partido Popular minimiza los recursos empleados (un 0,2 por ciento del presupuesto de  gastos no financieros) en publicitar su gestión al frente del Gobierno regional.

“Compra de medios”
Unos argumentos que no convencen al Partido Socialista. En declaraciones a ELPLURAL.COM, la diputada Helena Almazán llegó a hablar de “compra de medios de comunicación”. En su opinión, es indignante que “mientras niegan una medicina que salvaría vida a los enfermos de hepatitis C, se gasten 1.400.000 euros en decirnos que tenemos la mejor sanidad de España cuando han intentado vendérsela al mejor postor”. Además, reitera sus críticas en base al momento elegido para realizar estas campañas informativas. Y es que la mayoría de estas campañas no se han hecho en años anteriores. La de educación se hizo en 2012 y no se ha vuelto a hacer otra hasta ahora. La última respecto al pago de impuestos se remonta a 2011. De Sanidad o de emergencias no hay precedentes en el actual mandato.