Hundido en las encuestas y con una crisis de liderazgo sin precedentes, el Gobierno del Partido Popular en la Comunidad de Madrid ha optado por recurrir a la propaganda con el fin de evitar un descalabro en la mítica plaza electoral. Así, ha iniciado los tramites para poner en marcha una campaña que regará de publicidad institucional a los principales medios de comunicación. En total, el Gobierno del PP pretende gastarse 1.200.000 euros en emitir decenas de anuncios en “televisión, prensa impresa, radio, internet y cine” a mes y medio de las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2015.

1.200.000 euros para ensalzar las bondades del PP
Tan sólo el coste de la creatividad y producción de esta campaña informativa asciende a 242.00 euros. Una campaña que gastará 968.000 euros en anuncios con el supuesto objetivo de “concienciar a los ciudadanos madrileños de la importancia de cumplir voluntariamente con las obligaciones fiscales”. Sin embargo, tal y como se comprueba Pliego de condiciones publicado por el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) de la campaña informativa para ensalzar las bondades de la política fiscal del Gobierno del Partido Popular, lo más importante de esta campaña informativa es ensalzar las bondades de la política fiscal del Gobierno del Partido Popular.

Exigencias para el autobombo
Así, en el propio pliego de condiciones se exige a la empresa que finalmente lleve a cabo esta campaña institucional publicitar las “rebajas en el impuesto de la Renta desde el año 2004”, “la bonificación al 99% en el Impuesto de sucesiones y Donaciones para el ámbito familiar más próximo”, que Madrid cuenta con el “paquetes de deducciones más amplio de entre todas las Comunidades Autónomas” o que “es la única región española en la que no se paga el impuesto sobre el Patrimonio”.

Publicidad con el dinero de todos
Pero aún hay más. Dicha campaña informativa, que se sufragará con los impuestos de toso los madrileños debe de dejar claro que la supuesta “política fiscal de impuestos reducidos” no ha menoscabado la “calidad de los servicios públicos”. Así, en los anuncios que se emitan en prensa o televisión debe quedar claro el mensaje de que el Partido Popular “ha permitido que los madrileños dispusieran de más dinero para ahorrar, consumir o invertir”.

La idea fuerza
Incluso, en el pliego de condiciones se establece la que debe ser la idea fuerza de campaña institucional: el Gobierno del Partido Popular “ha puesto a los ciudadanos madrileños en una posición privilegiada para liderar la recuperación económica y ser el auténtico motor de la creación de empleo a nivel nacional”. Además, los anuncios deben resaltar que “se ha incrementado el gasto social en Sanidad, Educación y Asuntos sociales”, que “los madrileños cuenta con la red de hospitales públicos más importantes de España”, que “se han cumplido 10 años de bilingüismo en los centros educativos de la región”, o que gracias al PP, Madrid “cuenta con el servicio de atención a la dependencia más avanzado de todo el país”

Saltándose la ley
Y todo ello a pesar de que en su articulado, la Ley de Publicidad Institucional prohíbe expresamente “promover campañas instituciones de publicidad que tengan como finalidad destacar los logros de gestión o los objetivos alcanzados” por las administraciones públicas. Por todo ello, nada más conocer las intenciones del Gobierno de Ignacio González, el Partido Socialista de Madrid no ha dudado en calificar esta campaña institucional como de  “ilegal e inmoral”. 

El PSOE pide su retirada
En declaraciones a ELPLURAL.COM, Helena Almazán, diputada del PSM y portavoz en la Comisión de vigilancia de las contrataciones en la Asamblea de Madrid ha exigido que “el Partido Popular retire este contrato que pretende adjudicar para la compra de medios de comunicación”. En su opinión, “no estamos ante una campaña institucional, sino meramente propagandística”.

“Campaña ilegal e inmoral”
“Un mes y medio antes de las elecciones el Partido Popular pretende gastarse 1.200.000 euros en tratar convencer a los ciudadanos madrileños de que su gestión ha sido buena. Esto es claramente una venta de logros del gobierno de turno, por lo que pedimos a Ignacio González que retire la campaña por ilegal e inmoral”, ha añadido Almazán tras calificar como un “último esfuerzo desesperado” esta campaña en la que “el PP intentará vender lo que no han hecho en cuatro años”.

Lo que tiene que hacer el PP
“Si el PP quiero que los madrileños paguen impuestos, lo primero que tienen que hacer es convencer a consejeros como el señor Granados para que no se lleven el dinero a Suiza y que no defrauden a Hacienda”, ha agregado la portavoz en la Comisión de vigilancia de las contrataciones en la Asamblea de Madrid.