Los 160.000 folios que forman el sumario del caso Nóos corren el riesgo de ser trasladados a Valencia, o lo que es mismo, el juez José Castro corre el riesgo de quedarse fuera de esta causa que ha puesto en jaque a la Casa Real. El fiscal Anticorrupción de Baleares Pedro Horrach ha pedido al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que impute al expresidente Francisco Camps y a la alcaldesa Rita Barberá por sus contratos adjudicados al duque de Palma entre 2004 y 2006, y que todo el sumario pase a esas dependencias judiciales.

El fiscal descarta que se abra una pieza separada
La alternativa sería que se abriera una pieza separada que investigue y encause a Camps y Barberá, como se ha hecho en el caso Gürtel. Pero los tiros no van por ahí. El fiscal Pedro Horrach, que pidió dar marcha atrás a la imputación de la infanta Cristina, deja claro, en el texto en el que pedía ayer la imputación de los dos políticos valencianos. que apuesta porque se aparte al juez Castro del caso Nóos y que éste sea remitido íntegramente al tribunal valenciano.

Pide la inhibición de Castro
El fiscal defiende que hay una “evidente conexión entre los hechos presuntamente delictivos ejecutados en las comunidades valenciana y balear y la inviabilidad de su enjuiciamiento por separado”, por lo que es la Justicia valenciana la que debe “asumir íntegramente la pieza, requerir de inhibición al juez de Palma y concluir la instrucción”.

La decisión de Horrach llega después de que el juez Castro ordenara una investigación para determinar si la infanta Cristina blanqueó dinero público en la compra o reforma de su palacete en el Barcelona.

¿Cómo quedaría el caso Nóos?
Lo que pide el fiscal retrasaría de manera ineludible el proceso de caso Nóos ya que los jueces valencianos tendrían que estudiar toda la información contenida en los 160.000 folios que conforman el sumario, una parte de ella referida a otra comunidad. Un camino que ya tiene recorrido el juez Castro.