La Fiscalía Anticorrupción pide este lunes al  Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana que investigue y encause a la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y el expresidente Francisco Camps por su actuación en el llamado caso Nóos, en el que está imputado Iñaki Urdangarin, porque aprecia indicios de delito en la firma de los contratos de las ediciones de los Valencia Summit, entre 2004 y 2006, firmados con el Instituto Nóos, que presidía el duque de Palma, según adelanta El País. (Consulte aquí el informe de la Fiscalía)

El juez Castro cree que pudieron cometer delitos
El instructor de este caso, del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, había remitido al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana su exposición razonada sobre la implicación de Camps y Barberá en las negociaciones previas a la firma de los contratos, tanto del Valencia Sumimit como de unos Juegos Europeos que nunca llegaron a celebrarse, pero por lo que el duque cobró.

Castro señaló en su exposición que Camps y Barberá habrían incurrido en los delitos de malversación de fondos públicos, fraude y falsedad en documentos oficiales por su implicación en la firma de contratos con la fundación de Iñaki Urdangarin. Los ediles del Grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia personados en el caso Nóos como acusación popular atribuyen a la alcaldesa  valenciana  y a Francisco Camps los delitos de prevaricación, falsedad en documento mercantil, malversación de caudales públicos, fraude a la administración y tráfico de influencias.