El expresidente de Melilla y líder de la oposición, Mustafa Aberchán (Coalición por Melilla), y el presidente de la ONG Pro Derechos Infancia (Prodein), José Palazón, serán juzgados por acoger inmigrantes en casa de Aberchán y por desobediencia después de que el pasado 25 de abril medio centenar de inmigrantes que habían saltado la valla accedieran al garaje de su vivienda.

Inmigrantes acorralados junto a su chalé
En rueda de prensa, Aberchán ha manifestado este martes que desconoce de qué se le acusa ni quién ha realizado la denuncia si bien fuentes judiciales han señalado a Europa Press que ha sido la Fiscalía y la Guardia Civil las que les acusan de esos delitos al sostener que Aberchán y Palazón obstruyeron la labor de las fuerzas de seguridad cuando acorralaron unos 50 inmigrantes en la puerta de acceso al garaje del chalé de Aberchán.

Aberchán alega que no quería "violencia" en su casa
Después de pasar a la vivienda de Aberchán, los indocumentados consiguieron que se les permitiera a todos ser llevados al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) y con ello evitar la expulsión. En esa jornada, Aberchán sostuvo que al llegar a su domicilio y ver a los inmigrantes en la puerta de su vivienda, justo en la puerta de su garaje, decidió abrir la puerta de dicho garaje porque "no quería violencia" en su casa, al oír los disparos de pelotas de goma de los agentes. Palazón supuestamente le acompañó en esos momentos grabando todo lo que estaba sucediendo en el exterior de la vivienda, en la que se oyen las detonaciones, al parecer botes de humo, de los guardias civiles.

Dudas sobre el papel del delegado de Gobierno
El líder de Coalición por Melilla también ha señalado que todavía no sabe de lo que se le acusa aunque cree que tiene relación con unas manifestaciones del delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, quien dijo durante esos días que "la acción de Aberchán podría ser un obstáculo a la acción de la autoridad". Sin embargo, el expresidente melillense ha destacado que no es él el que mete a los inmigrantes en su casa sino que son otros. "¿Soy yo el que los mete o son otros los que me los meten?", pregunta el líder opositor. También ha expuesto que en el juicio de este miércoles se tendrá que dirimir si hubo violencia en la actuación policial, si los inmigrantes corrían peligro y si él actuó como político, persona, médico "o las tres cosas a la vez".