Suenan campanas de boda para José Ignacio Wert, el ministro peor valorado según el CIS, y Montserrat Gomendio, su secretaria de Estado y novia. La pareja se dirá el sí quiero el próximo 11 de julio, según adelanta Vanitatis.

"Hartazgo" en el Ministerio
Wert (de 65 años) y Gomendio (de 55) están inmersos en su plan de boda, que han intentado mantener en secreto, muy distinto de lo que fue su relación en sus inicios, a tenor de lo publicado por algunos medios, que recogieron el “hartazgo” en el Ministerio por las “interferencias en lo laboral” del noviazgo. Según esas informaciones, Gomendio empezó a robar terreno al secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, y a la directora de Comunicación del Ministerio, Margarita Mayoral, quien terminó dando un portazo y se marchó, harta de las injerencias de la prometida del ministro.

La relación amorosa provocó, según fuentes citadas en esas informaciones, un ambiente enrarecido en el Ministerio y momentos de embarazo, como cuando los funcionarios eran testigos, “con perplejidad” de cómo el ministro y su número dos se “encerraban a cal y canto” en algún despacho o se exhibían “haciendo manitas por los reservados de algunos restaurantes”.

Un patrimonio de 15,5 millones de euros
En todo este tiempo se han ido conociendo detalles de la pareja, como la problemática ruptura de Gomendio con su marido, Eduardo Roldán, tras más de 20 años de relación; un duro litigio dado el abultado patrimonio de la secretaria de Estado (14,5 millones de euros) que la convierte en la mujer más rica del Gobierno, según su declaración jurada. Por su parte, Wert venía de una relación de seis años con la periodista Edurne Uriarte, colaboradora de ABC y Los Desayunos de TVE.

Críticas de los artistas y del sector educativo
Wert y Gomendio han vivido su amor en medio de un rechazo generalizado a las polémicas decisiones tomadas por su Ministerio, tanto en el mundo estudiantil como en el cultural. El ministro no es querido por los artistas del cine, que le reprocharon su desplante en la gala de los Goya de 2014, ni por los estudiantes y profesores, que han organizado huelgas y movilizaciones contra los recortes en becas, la subida de tasas o el 3+2, que encarecerá las carreras al recortar grados e imponer caros másteres.

Gomendio, contra el sistema igualitario
Por la comunión de ideas que han mostrado Wert y Gomendio podría decirse que están hechos el uno para el otro. La secretaria de Estado ha defendido con vehemencia los recortes y la polémica reforma educativa impulsados por el Ministerio y ha criticado el modelo educativo actual, con una de las mayores tasas de acceso a la universidad de toda la Unión Europea y una de las tasas más bajas de matrícula e impuestos bajos, según ha dicho. “Es un sistema que no es sostenible y, por lo tanto, tendremos en algún momento que iniciar el debate sobre qué tipo de sistema queremos”, advirtió la multimillonaria Gomendio.

La secretaria de Estado de Educación, que ya tiene un puesto asegurado tras su salida del Gobierno en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) como directora adjunta de Educación, ha propuesto, además, que la Universidad evolucione de un sistema de becas hacia otro de préstamos, y que la financiación universitaria tenga un componente privado mayor.

Gomendio criticó el actual sistema de becas donde los estudiantes reciben unas cuantías importantes de dinero que no tienen que devolver y defendió que se vaya a un sistema de préstamos.