La directora de Comunicación de Wert ha presentado su dimisión, harta de las intromisiones de la número dos del ministro, la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, quien es, además, su pareja sentimental. Según publica El Semanal Digital, Gomendio hace y deshace en la agenda del ministro sin consultar al Gabinete de Comunicación y su responsable, Margarita Mayoral.

El Ministerio negó la crisis
Mayoral ha tenido que soportar que Gomendio concediera o rechazara entrevistas con el ministro o decidiera sustituirle en las mismas, sin comunicarlo a Mayoral. Los cambios han tenido como consecuencia las quejas de algunos medios de comunicación. Según la citada publicación, el Ministerio negó en un primer momento la crisis en el Gabinete del ministro y alegó que la responsable de Comunicación se había ausentado de su trabajo en septiembre por “asuntos familiares”. Sin embargo, ha terminado por anunciar la renuncia de Mayoral.

Los funcionarios viven con perplejidad cómo ambos cargos "se encierran en el despacho"
Al parecer, la relación amorosa que mantiene José Ignacio Wert con su número dos ha provocado un ambiente enrarecido en el Ministerio y momentos de embarazo, como cuando los funcionarios han sido testigos, “con perplejidad” como ambos cargos se “encerraban a cal y canto” en algún despacho o se les exhibían “haciendo manitas por los reservados de algunos restaurantes”, según el citado diario.

La vida sentimental del ministro se ha hecho pública a raíz de la aparición en Los Desayunos TVE de su anterior pareja, la periodista Edurne Uriarte, columnista de ABC. Un fichaje polémico dada su relación personal con Wert. La ruptura de la pareja fue difundida por los medios y, también, la nueva relación del titular de Educación, Cultura y Deporte con la secretaria de Estado Gomendio.