El concejal de España 2000 en Alcalá de Henares, Rafael Ripoll, en los informativos de Cuatro El concejal de España 2000 en Alcalá de Henares, Rafael Ripoll, en los informativos de Cuatro



Los nacionales "primero" es un lema recurrente de las formaciones ultraderechistas y neonazis, y no es la excepción de España 2000, un partido donde sus simpatizantes corean lemas como "falta trabajo sobre inmigración". Las crisis económicas son el caldo de cultivo donde este tipo de formaciones intentan incrementar su presencia vinculando indisimuladamente las dificultades económicas con la presencia de extranjeros.

"Principio de solidaridad nacional"
En España 2000 se felicitaban este lunes porque habían aparecido en los informativos de Cuatro y en un reportaje de Interviú. La razón es que en Alcalá de Henares (Madrid), uno de los cinco municipios en los que la formación ultraderechista consiguió un concejal, han lanzado una iniciativa llamada ‘Españoles en Acción’. El edil de la formación, Rafel Ripoll, asegura que "aplicamos el principio de solidaridad nacional" y "como patriotas que somos ayudamos a nuestros compatriotas".

"Cubrir un hueco"
Con 4.541 votos la formación ultra tiene una presencia significativa en la ciudad madrileña, la tercera más poblada de la Comunidad de Madrid con 200.000 habitantes, un 20% de origen extranjero. Ripoll asegura que responden al hecho de que muchos españoles no son atendidos por los servicios municipales. Los usuarios del banco de alimentos de España 2000 tienen que demostrar la nacionalidad con el DNI y apuntarse en una lista. Los alimentos -y también productos de primera necesidad y libros de texto- se recogen en colectas. Una de las usuarias del servicio, identificada como Susana, declaró a El Correo que cobra una prestación de 426 euros y Cáritas no le da nada, por lo que recibe ayuda y también colabora trabajando con la ONG de España 2000 para "cubrir un hueco" dejado por las poderes públicos y la Iglesia.

Iniciativa copiada de la ascendente ultraderecha griega
Unas de las iniciativas con las que el partido neonazi Amanecer Dorado consiguía notoriedad en Grecia fueron los repartos de comida "solo para griegos", gestos que hacían hasta delante del Parlamento ante la desesperación de una población golpeada por los rigores de la crisis. La formación helena cuenta con hasta con 18 diputados y sigue creciendo aunque tras años de permisividad la policía ya está actuando contra la cúpula de la formación a la que relaciona con hasta dos asesinatos y actividades delictivas como blanqueo.