La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha vuelto esta mañana a los Juzgados, esta vez para un acto de conciliación con Podemos a raíz de la querella que puso la formación por acusar a Pablo Iglesias de apoyar a ETA y recibir financiación ilegal del Gobierno de Venezuela. La querella se extiende también contra Eduardo Inda por realizar similares acusaciones en laSexta.

Ella envida más
La lideresa ha llegado a los juzgados con ganas de guerra y anunció una querella contra la formación: si Podemos le reclaman a ella 100.000 euros, ella envida más y les pedirá 500.000 por haberla acusado de "corrupta". Según ha asegurado, destinará ese dinero a la formación religiosa que está luchando contra el ébola en África.

Esperanza Aguirre, a su llegada a los juzgados de lo Social, muestra a los periodistas las noticias que 'demuestran' los vínculos de Pablo Iglesias con ETA, el chavismo y el castrismo. (EFE)



Cargada de periódicos
Aguirre, que no pierde oportunidad para hacerse la foto, ha acudido cargada de periódicos para demostrar que se limitó a hacerse eco de las noticias que hablaban de los vínculos de Pablo Iglesias con ETA y Venezuela. Además, olvidándose de que la querella la ha puesto Podemos, se quejó de la ausencia del eurodiputado.

Sigue la guerra en Twitter
Tras su paso por el juzgado, Aguirre ha seguido lanzando pullas a través de su cuenta de Twitter.