El Tribunal Supremo ha rechazado admitir la querella contra Pablo Iglesias presentada por el polémico abogado Emilio Rodríguez Menéndez, en calidad de secretario general del Partido Socialista de Justicia, por un presunto delito de blanqueo de capitales y delito electoral por falseamiento de cuentas en la financiación de Podemos.

3,7 millones de euros de Venezuela
La querella de Rodríguez Menéndez imputaba a Iglesias, así como a Íñigo Errejón y Luis Alegre, candidato de la formación para disputar la Comunidad de Madrid, la recepción de 3,7 millones de euros a través de la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), procedentes del Gobierno chavista, principalmente, por asesoramiento durante los años 2006 y 2007, cuando aún no existía Podemos.

La querella no aporta una prueba razonable
El Supremo desestima la querella "por no venir acompañada de ningún elemento o principio de prueba que avale razonablemente la verosimilitud de la realidad de los hechos contenidos en la misma, limitándose el querellante a afirmar su existencia sin ningún apoyo objetivo", según el auto al que ha tenido acceso el diario Público.

Informaciones de prensa
La querella de Rodríguez Menéndez se basa solamente en una información de El País, titulada “La fundación relacionada con Podemos cobró 3,7 millones de Chávez en 10 años” de junio de 2014 , y, según el Alto Tribunal , "no se aporta la más mínima base probatoria que apoye el contenido del artículo". La actuación del polémico abogado se basó, además, en las informaciones difundidas por Enrique Riobóo, propietario de Canal 33, que ha acusado a Podemos de financiarse a través de países como Venezuela e Irán.

Rodríguez Menéndez ha sido condenado por distintos delitos e, incluso, ha sido prófugo de la justicia