Francisco Camps, Rita Barberá y José Joaquín Ripoll, expresidente del Consell, alcaldesa de Valencia y presidente de la Diputación respectivamente, durante la visita de Benedicto XVI en 2006 / EFE-Archivo Francisco Camps, Rita Barberá y José Joaquín Ripoll, expresidente del Consell, alcaldesa de Valencia y presidente de la Diputación respectivamente, durante la visita de Benedicto XVI en 2006 / EFE-Archivo



El pleno de Les Corts ha rechazado hoy, con los votos de la mayoría del PP, crear una comisión de investigación para estudiar la gestión de los fondos públicos de la Generalitat invertidos en la visita del papa Benedicto XVI a Valencia en 2006 y establecer las responsabilidades políticas que correspondan. Aunque el presidente Alberto Fabra se comprometió a acomoter con decisión la corrupción -tras la imagen de su antecesor Francisco Camps- ha perdido una nueva ocasión de demostrar que al menos quiere aparentar que así lo hará.

Cotino, señalado y presidente de Les Corts que se niegan investigar
Aquella visita del Papa toca de lleno al PP y algunos aspectos están judicializados, como los contratos de Canal 9 a la red Gürtel presuntamente inflados para aspectos técnicos relacionados con las retransmisiones televivas. Además, según El País, uno de los hombres de Francisco Correa ha señalado al actual vicepresidente de Les Corts, Juan Cotino, en el presunto amaño de esos contratos.

Cotino ha negado esta mañana en un comunicado tener nada que ver en esas reuniones con la Gürtel "si es que las hubo", cuando poco después le correspondía presidir el pleno en el que el PP se ha negado a investigar el asunto. En la propuesta de comisión, presentada por EU, se recordaba que en relación a aquel viaje a Valencia existen "irregularidades" constatadas en los juzgados y que el Consell nunca ha especificado cuánto costó exactamente a las arcas públicas a pesar de la insistencia de la oposición.

"Negocio" con la visita papal
El portavoz adjunto de EU Ignacio Blanco ha alertado de que "es inadmisible, desde un punto de vista moral o ético, el negocio que se montó con ese acontecimiento". El diputado popular Fernando Giner ha justificado el rechazo de su grupo a crear una comisión de investigación para investigar una fundación que "no es pública" y ha señalado que él formó parte de ella como presidente entonces de la Diputación de Valencia y que nada de lo hecho por esta entidad "es motivo de avergonzarse". La fundación sí es pública, ya que está mayoritariamente participada por Diputación, Consell y Ayuntamiento de Valencia (75%), y la única entidad no pública que participaba en ella de forma minoritaria era el Arzobispado (con el 25%).

Carta a Francisco
Por su parte, el socialista Josep Moreno ha leído una carta dirigida al papa Francisco en la que ha denunciado "el saqueo" de recursos públicos y ha recordado unas palabras del pontífice que, según el parlamentario, dijo que "los corruptos son el anticristo que está en medio de nosotros, pero no son de los nuestros".

Mireia Mollà (Compromís) ha señalado que las evidencias indican que es posible que en aquella visita del papa "alguien se la llevara muy gorda" y fuera "una excusa para hacer partidismo político y propaganda de un Gobierno", por lo que ha considerado que los ciudadanos "tienen derecho a que se investigue".