Isabel Rábago, tertuliana habitual de programas como Sálvame y Viva la Vida y exconcursante de Supervivientes, es el nuevo fichaje del PP de Madrid para dirigir su Comunicación, en su nueva etapa tras Cristina Cifuentes en la que pretende dar una imagen de renovación.

Isabel Rábado ha llegado al PP de Madrid de la mano del presidente del Senado, Pío García-Escudero, a quien Génova dio el encargo del lavado de cara tras los escándalos protagonizados por los anteriores líderes de la formación regional, desde Esperanza Aguirre hasta Cifuentes pasando por Francisco Granados.

"Orgullosa" de votar al PP
Licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Pontificia de Salamanca, Rábago ha exhibido en las redes sociales sus simpatías por el Partido Popular, al que, según ha dejado claro, vota "orgullosa" y al que ha revindicado: "Los votantes del PP no somos ni fachas, ni corruptos, ni machistas", escribió en su perfil de Twitter en junio del 2017.



Los populares han justificado el nombramiento por su intención de "abrir el partido a la sociedad", porque "muchos políticos van a televisión y no saben qué decir. Ella les formará para transmitir el mensaje del partido". Rábago, que, según ha asegurado el partido, no recibirá compensación económica, es afiliada del PP desde hace años y ha participado "activamente" en sus actos.

Tras sus declaraciones de amor al PP, ha llegado el premio a Rábago con un fichaje como secretaria de Comunicación del PP de Madrid, que compatibilizará con sus intervenciones en tertulias televisivas en programas del corazón.