El cónsul honorario de Rusia en Las Palmas, Gonzalo Parada, debe comparecer esta mañana ante los Juzgados de Violencia contra la Mujer de la ciudada en calidad de investigado, tras ser detenido por haber intentado agredir a su expareja.

La detención de Gonzalo Parada, según adelantan medios canarios, se produjo después de que su expareja, una ciudadana rusa que trabaja para el Consulado, lo denunciara por intento de agresión y de amenazarla con dejarla sin trabajo, privarle de la custodia de su hijo y provocar su expulsión de España.

Según el realto de la denunciante, el cónsul la ha insultado, vejado en repetidas ocasiones y ha acosado. Además, la ha sometido a malos tratos desde que se separaron, le ha controlado su teléfono mócil y la ha obligado a informarle de con quién se veía.

"Eres una inútil, no sirves para nada, te puedo echar cuando quiera. Si quiero, nunca trabajas aquí, no tienes cerebro para nada", eran algunas de los insultos que habría tenido que sufrir la exmujer del cónsul.