La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha subrayado, tras haber decidido el Gobierno central que la autonomía no pase a la fase 1 de la desescalada, que los comercios de la región "se arruinan" y cada semana pierde en torno a "18.000 empleos".

A través de sus redes sociales, la dirigente madrileña ha censurado que el Ejecutivo central no les deje pasar de fase, lo que lleva a que esta siga "paralizada". "No hay explicación técnica. No somos la región que más porcentaje de contagio tiene. Estamos preparados", ha señalado, al tiempo que ha remarcado que "Madrid ha cumplido".

Ayuso critica la decisión del Gobierno de no pasar a fase 1 a Madrid

Amenaza con acciones legales

A través de un comunicado, Ayuso ha insistido en que "nos encontramos ante un ataque político" que forma parte de la "campaña inaceptable que están haciendo sobre mi Gobierno". La presidenta regional ha anunciado que va a solicitar "de manera formal y por escrito" un informe motivado al Ministerio de Sanidad para conocer los "criterios objetivos" que han motivo la decisión. Y advierte: "en caso de no recibirlo o comprobar en él que se ha perjudicado deliberadamente a los madrileños", se efectuarán "todas aquellas medidas legales que estén a nuestro alcance para defender los derechos de los ciudadanos de la Comunidad de Madrid". 

Ayuso amenaza con acciones legales