Alonso Aznar, ‘el niño de papá’, farda a sus 31 años de ser todo un hombre de negocios. El menor de los Aznar-Botella, se encuentra en un momento álgido de su carrera y se enorgullece de su cargo como el responsable para Iberia y México de la multinacional dedicada a inteligencia artificial, Afiniti. Pero ¿Cómo ha escalado posiciones el hijo del expresidente del Gobierno?

Tras formarse en el Colegio Universitario de Estudios Financieros (CUNEF) en Gestión y Administración de Empresas, -como hiciera su hermano mayor, José María Aznar Botella- sus primeros pinitos en el mundo laboral fueron como analista para la empresa SLS Capital, ubicada en Nueva York, en 2006. Posteriormente el cachorro de Ana Botella, ex-alcaldesa de Madrid, trabajó durante un año en la sede estadounidense del BBVA y después para el Banco Santander, en Madrid. Aunque fue en Londres donde despegó profesionalmente al fichar por el Citybank, donde trabajó dos años y compartió tiempo y conocimientos con su cuñado, Alejandro Agag.

En 2013 comenzó a trabajar en el fondo de capital riesgo Rhone Group L.L.C. como senior associate, pese a su corta edad, y en ese mismo periodo de tiempo lanzó, junto a su íntimo amigo, Fernando Nicolás, cofundador y presidente del grupo Larrumba, la fracasada app de contactos Wibbi. Este experimento como emprendedor y cuya sede social se ubicaba en Madrid, concretamente en el aristocrático barrio de Arturo Soria, tan sólo contó con un año de vida (2014-2015), según los datos del Registro Mercantil. Quién no arriesga, no gana.

También realizó sus pinitos en el mundo del cine a través de la película ‘Abuelos’, dirigida por Santiago Requejo y producida por Dos Cincuenta y nueva, empresa a la cual Aznar también se asoció. Este proyecto personal le fue algo mejor.

Sin embargo, la realidad es que a día de hoy Aznar Botella, se encuentra en una dulce etapa profesional al frente de Afiniti Spain, tal y como se desprende en la entrevista que el benjamín de la familia concede al diario El Mundo.

Un cementerio de políticos y empresarios

En Afiniti Spain, comparte espacio de trabajo con su padre, el expresidente popular, José María Aznar, que ocupa el cargo de consejero delegado de la compañía.

También lo hace con reputados exmandatarios, como es el caso de François Fillon, ex primer ministro francés; David Cameron, ex primer ministro de Reino Unido; la princesa Beatriz de York; o John Snow, presidente del fondo Cerberus y ex secretario del Tesoro de Estados Unidos durante la presidencia de George Bush Jr, entre otros mandatarios.

Provenientes del mundo empresarial, destacan Larry Babbio, actual presidente de Verizon o Tom Glocer, ex consejero delegado de Thomson Reuters. Estos son algunos de los miembros de una larga lista. Por supuesto, también se localizan, íntimos amigos, como Juan Hoyos, el que fuera compañero de pupitre del ex-presidente, José María Aznar.

Afiniti en el paraiso fiscal

Afiniti, que pareciera un lobby, mantiene su sede social en el paraíso fiscal de las Bermudas, donde dio inicio a su actividad en el año 2011. Entonces se llamaba Satmap International Holdings. En el registro mercantil de Reino Unido, no obstante, irrumpió en el año 2016 como Afiniti International Holdings, Ltd .

Por su parte, la filial española, Afiniti Spain SLU, que también nació hace tres años, aún no paga el impuesto de sociedades, según Aznar, a causa de las pérdidas iniciales. Aunque lo cierto es que, desde su creación, en el año 2016, Afiniti Spain sí  habría obtenido beneficios. Concretamente en 2017, cerró el año con un neto positivo de 104.526 euros, según datos del Registro Mercantil. La filial española comenzó su andadura con un capital inicial de 3.300 euros.

Entre los miembros que componen su sede en España, se encuentran, además del menor de los Aznar, Javier de Mendizábal, vicepresidente sénior de servicios al cliente y ex de Mediobanca’s M&A; Borja Bes, Global Service Delivery y ex project manager en Hewlett-Packard; Davide Caramelli, director comercial y ex de Deloitte; Ignacio Jover, analista económico y ex de Nfq o Everis, entre otras compañías y Casilda Moro, responsable del departamento de relación con el cliente y anteriormente asociada de la consultora Oliver Wyman.