Arcadio Mateo del Puerto, en la cárcel sin fianza para evitar su fuga o la destrucción de pruebas, según el auto dictado por el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, ejerció como tertuliano demoscópico hasta hace unas semanas en 13 TV y en esRadio a través de su empresa Demoscopia y Servicios, a pesar de que desde febrero de 2012 ostentaba la dirección general de la empresa pública Acuamed, ahora en el punto de mira de la justicia por un presunto desfalco de cerca de 30 millones de euros cometido a través de la concesión de obras públicas y otros tejemanejes, que han provocado la detención de una decena de implicados en este nuevo escándalo de corrupción política que como viene siendo ya costumbre salpica de lleno al Partido Popular.



Posibles incompatibilidades administrativas…
¿Puede un director general de una empresa pública compatibilizar su cargo con el desempeño de otras funciones empresariales? Todo parece indicar que la labor pro PP llevada a cabo por Arcadio Mateo en distintos medios de comunicación (13TV, esRadio, Libertad Digital…) era incompatible con su función pública, como queda recogido en el artículo 1 de la Ley de Incompatibilidades del personal al servicio de las Administraciones Públicas, donde dice, entre otras cosas, que: “el desempeño de un puesto de trabajo por el personal incluido en el ámbito de aplicación de esta Ley será incompatible con el ejercicio de cualquier cargo, profesión o actividad, público o privado, que pueda impedir o menoscabar el estricto cumplimiento de sus deberes o comprometer su imparcialidad o independencia”. En el caso de Arcadio Mateo, exdirector general de Acuamed, la incompatibilidad es flagrante, sobre todo por su manifiesta parcialidad a la hora de valorar, enjuiciar y calificar al PP respecto a otras formaciones políticas.

 

…Pero no capilares
Eso sí, Arcadio, el “demóscopo de cabecera” de los medios de comunicación alineados a la derecha del espectro mediático, en cuyo domicilio la Guardia Civil ha encontrado decenas de miles de billetes de 500 euros guardados entre numerosos libros, no vio ninguna incompatibilidad a la hora de cambiar su look capilar y aceptar de una de las empresas que formaban parte de la supuesta trama de corrupción un trasplante capilar y pasar de lucir una prominente calvicie a un poblado tupé, que en los últimos meses lució en el plató de El cascabel al gato, de 13 TV, televisión propiedad de la Conferencia Episcopal. Pero lo más curioso de este “casposo” asunto es que el cesado director general de Acuamed aceptó el soborno pero en Turquía, ya que, según ha podido saber este periódico, en el país otomano los implantes “de cartón” son sensiblemente más baratos que los realizados en España.

ELPLURAL.COM detectó el “lavado de calva”
Un tupé que ha dado mucho que hablar y que fue detectado por primera vez por ELPLURAL.COM cuando saltó a la palestra informativa el escándalo de Acuamed. Y es que Arcadio Mateo siempre fue calvo, como cuando nuestro periódico dio la exclusiva en 2010 sobre la empresa Demoscopia y Servicios, que con solo un empleado era capaz de realizar “sesudos” estudios sociológicos favorables a María Dolores Cospedal, cuestionados por la mismísima Asociación Española de Estudios de Mercado, Marketing y Opinión (Aedemo), en la que María José Combarros Prieto, cabeza visible de la empresa de sondeos, era una total desconocida por sus compañeros.

Riolobos reniega ahora de Arcadio
Aún así, el PP cerró filas con Demoscopia y Servicios y su portavoz en Castilla La Mancha, Carmen Riolobos, defendió a capa y espada la solvencia de la empresa y de Arcadio Mateo, asegurando que la compañía gozaba de prestigio profesional y subrayando el trabajo realizado por la misma. Sin embargo, ahora que su fundador está entre rejas y el juez le señala como cabecilla de la supuesta red corrupta que operaba en la empresa pública Acuamed, la polémica senadora se desmarca y asegura, sin ruborizase, desconocer si su partido ha trabajado con esta empresa en cuestión, cuando en 2010 se deshacía en elogios y salía en defensa de la empresa que cocinaba los sondeos electorales encargados por Cospedal y de la que hoy reniega. Basta consultar los archivos de ABC, La Tribuna, Nueva Alcarria o las agencias de comunicación Efe y Europa Press, para comprobar cómo Riolobos conocía perfectamente las andadas demoscópicas de Arcadio Mateo y hoy “desconoce” lo que pregonaba a los cuatro vientos. Es lo que tiene la hemeroteca.