Quizá no haya necesidad de evitar el chocolate para proteger la salud cardiovascular, dicen los investigadores que han hecho un amplio estudio en más de 25.000 adultos, realizado en Norfolk, Inglaterra, por universidad de Aberdeen.

Chocolate a granelComer hasta 100 g de chocolate todos los días puede vincularse a menos  enfermedades cardíacas y disminuir el riesgo de ictus, según la investigación publicada en Heart, una revista para los profesionales de la salud y los investigadores de enfermedades cardíacas.

No parece haber ninguna evidencia para cortar el consumo de chocolate para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, concluyen los investigadores. Basan sus conclusiones en casi 21.000 adultos que participaron en el estudio EPIC-Norfolk, siguiendo el impacto de la dieta en la salud, mediante cuestionarios de frecuencia y de estilo de vida, a largo plazo de 25.000 hombres y mujeres en Norfolk, un condado no metropolitano situado al este de Inglaterra.

Los investigadores también llevaron a cabo una revisión sistemática de la evidencia internacional publicada disponible en los vínculos entre el chocolate y las enfermedades cardiovasculares. Un total de nueve estudios con 157.809 participantes fueron incluidos en el meta-análisis

Los participantes EPIC-Norfolk (9.214 hombres y 11 737 mujeres) fueron controlados durante una media de casi 12 años, durante los cuales 3.013  personas (14%) experimentaron algún episodio grave o leve de enfermedad coronaria o derrame cerebral. Alrededor de uno de cada cinco (20%) participantes dijeron que no comían chocolate, pero el resto, lo comían todos los días, un promedio de 7 g., algunos hasta 100 g.

Saludable pero no tanto Saludable pero no tanto



Los niveles más altos de consumo se asociaron con una menor edad y menor peso (IMC) cintura, cadera, presión arterial sistólica, proteínas inflamatorias, la diabetes y la actividad física más regular, todo lo cual da un perfil de riesgo de enfermedad cardiovascular.

Comer más chocolate también se asoció con un mayor consumo de energía y una dieta que contiene más grasa y carbohidratos, menos proteínas y alcohol. Los cálculos mostraron que en comparación con los que comían la ingesta de chocolate mayor fue vinculada a un riesgo 11% menor de padecer enfermedades cardiovasculares y un riesgo 25% menor asociado a muerte.

Y entre las 16.000 personas cuyo nivel de proteína inflamatoria (PCR) ha sido medida, los que comían mayor cantidad de chocolate parecían tener un riesgo 18% más bajo que los que comían menos. El mayor consumo de chocolate se asoció de manera similar con un riesgo 23% menor de apoplejía, incluso después de tomar en cuenta otros factores de riesgo potenciales.

De los nueve estudios relevantes incluidos en la revisión sistemática, cinco que evaluaban la enfermedad coronaria y el pronóstico de accidente cerebrovascular, encontraron un riesgo significativamente menor de ambas asociadas con el consumo regular de chocolate Es decir a consumo regular de chocolate menos riesgo de enfermedad cardiovascular y derrame cerebral. Cuantificado un riesgo 25% menor de cualquier episodio de enfermedad cardiovascular y un riesgo 45% menor de muerte.

Se trata de un estudio observacional así que no hay conclusiones definitivas sobre causa y efecto que se puedan extraer. Sin embargo, añaden: "La evidencia acumulada sugiere que la ingesta de chocolate más alta se asocia con un menor riesgo de futuros eventos cardiovasculares”.

El estudio también acaba con el mito del chocolate negro más saludable porque el chocolate comido por los participantes EPIC-Norfolk, con más frecuencia, era con leche, los efectos beneficiosos para la salud se pueden extender también a este tipo de chocolate.

Y concluyen: "No parece haber ninguna evidencia para decir que el chocolate se debe evitar en aquellos que están preocupados por el riesgo cardiovascular”.

Más información: http://heart.bmj.com/content/early/recent