Un equipo de científicos de la Universidad de York (Inglaterra) ha descubierto la enzima responsable del olor corporal. Así lo ha publicado el pasado lunes la revista Scientific Reports. En anteriores estudios, esta misma universidad habían demostrado que unas cuantas bacterias en la axila eran las que provocaban su característico olor corporal, pero la última investigación, realizada en colaboración con científicos de la multinacional Unilever, ha descubierto que existe una "enzima única" que se encuentra solo en este grupo de bacterias y que sería la principal culpable del olor en la axila.

Así, el análisis ha hallado que algunas bacterias pueden evolucionar un tipo de enzima que produce el olor corporal. Esa pequeña comunidad de bacterias de la axila es parte natural del microbioma de la piel. El microbio Staphylococcus hominis sería el que está detrás del olor corporal y, de acuerdo con lo expuesto por los investigadores, habría estado presente en el cuerpo humano desde antes de la aparición del Homo Sapiens como especie. Esto sugiere que el olor corporal habría existido desde antes de la evolución del ser humano moderno, y habría sido incluso una vía de comunicación.

Una de las autoras del estudio y doctora de la Universidad de York, Michelle Rudden, ha afirmado que resolver la estructura de esta enzima única permite "determinar con precisión los avances moleculares en ciertas bacterias que provocan las moléculas olorosas", y "es un paso clave para entender cómo funciona el olor corporal y que permitirá el desarrollo de inhibidores que impedirán la producción de este olor sin alterar el microbioma de las axilas".