Vanity Fair y DeadLine Hollywood (en Twitter, luego lo borró) dieron la noticia de las nominaciones a los Oscar 2020 destacando que "solo había dos nominados de color este año". Ya sabes, cuando dicen de color se refiere a negro, porque los blancos deben de ser transparentes. ¿Qué hay detrás de esta clasificación racial?

Empecemos por recordar que el propio Martin Luther King hablaba sin miedo de los negros para defender sus derechos, y que fue la llegada de lo políticamente correcto lo que determinó que se empezara a hablar de “afroamericanos”. No confundamos con el término despectivo “Nigger”, que equivale a “negrata”.

Recordemos también que para los atropólogos solo hay una raza humana, el Homo Sapiens Sapiens, independientemente de sus rasgos.

Esto es importante porque hasta la llegada de la escuela Boasiana no se abandona el determinismo y la teoría evolucionista darwiniana que ayudaba a justificar la superioridad de unas “razas” sobre otras. Pero hablamos de los científicos, no de los políticos.

La culpa la tiene el Censo de los EEUU

Cuando a Banderas se le considera de color, no están diciendo que sea negro. Eso ha sido una pequeña trampa en el titular siguiendo el razonamiento mental de muchos al leer la notica ayer.

Lo que están diciendo es que no es blanco. Al menos, blanco como lo considera el censo oficial y que por desgracia, es utilizado para definir la política económica, ayudas, tarifas de seguros y hasta medidas de seguridad, en función de la clasificación étnica de las personas. Algo que es rechazado desde hace casi un siglo por la Antropología.

Web del censo EEUU

Basta mirar a Donald Trump para saber lo que entiende un norteamericano por blanco.

Los famosos WASP: White American Sajon Protestant (personas blancas sajonas protestantes) que aún hoy dominan las altas esferas, pese a que empiezan a no ser la gran mayoría del país. Es decir, lo descendientes de los ingleses, básicamente. Y Banderas, no lo es. 

Si quieres terminar de sorprenderte, fíjate en la clasificación oficial que hace el Censo de los EEUU para que decidas, si lo rellenas, qué eres.

La pregunta 8 quiere saber tu origen:

¿Es la Persona 1 de origen hispano, latino o español?
NOTA: Por favor responda tanto a la Pregunta 8 sobre el origen hispano como a la Pregunta 9 sobre la raza. Para este censo, los orígenes hispanos no se clasifican como razas. El origen hispano está relacionado con la herencia cultural, nacionalidad, ascendencia o país de nacimiento de los padres o ancestros de la persona antes de la llegada a los Estados Unidos. Las personas que se identifican como hispanas, latinas o españolas pueden ser de cualquier raza.

Y la justifican así:

Por qué hacemos esta pregunta: Estas respuestas ayudan a generar estadísticas sobre este grupo étnico. Esto ayuda a las agencias federales a supervisar el cumplimiento de las disposiciones antidiscriminación, tales como las de la Ley de Derecho al Voto y la Ley de Derechos Civiles.

La segunda pregunta ya se salta las recomendaciones académicas por todo lo alto, y te pregunta la raza:

9. ¿Cuál es la raza de la Persona 1?
Marque una o más casillas Y escriba los orígenes: 

  • blanca; 
  • negra o afroamericana;
  • indígena de las Américas o nativa de Alaska; 
  • china; 
  • filipina; 
  • india asiática; 
  • vietnamita; 
  • coreana; 
  • japonesa; 
  • otra asiática; 
  • nativa de Hawái; 
  • samoana; 
  • chamorra; 
  • otra de las islas del Pacífico; 
  • alguna otra raza.

Por qué hacemos esta pregunta: Esto nos permite generar estadísticas sobre la raza y analizar otras estadísticas dentro de los grupos raciales. Esta información ayuda a las agencias federales a supervisar el cumplimiento de las disposiciones antidiscriminación, tales como las de la Ley del Derecho al Voto y la Ley de Derechos Civiles.

Racismo institucional

Desde nuestra perspectiva ética y hasta científica, que el gobierno te obligue a clasificarte en estos parámetros podemos considerarla una política racista. Por mucho que pretendan usarlo para supervisar leyes antidiscriminación, en la práctia, discrimina.  Recordemos que en España, la ley prohibe recoger datos personales que clasifiquen Raza, Religión o Salud. Precisamente, para evitar cualquier tipo de discriminación basada en esos parámetros.

Y este año, además, la sospecha de que el censo vaya a ser utilizado para perseguir a los inmigrantes, planea sobre la administración Trump.