El Capture G5 HD es fiable a un precio interesante.



No le ha salido nada mal a la empresa española Tvtech su primer smartphone. Se trata del Capture G5 HD de Gigatel, un terminal que busca competir en la gama media de estos gadgets aunque la verdad, y a pesar de sus interesantes características, lo tiene complicado debido al boom de lanzamientos de nuevos modelos por parte de las grandes marcas, además del gigante asiático y su pretendida conquista del mercado occidental.

Para empezar por el final, en general, se trata de un smartphone satisfactorio si la comparación es con otros dispositivos de esa gama media de la que hablábamos antes. Sin embargo, no es menos cierto que el fabricante tendría que pulir ciertos detalles que permitirían al Capture 5 HD competir en igualdad de condiciones. Al ser su primer 'hijo telefónico', suponemos que esos 'debes' quedarán resueltos en próximas actualizaciones.

Diseño
La construcción es buena, en especial en lo que tiene que ver con los materiales. Es un terminal fino y no demasiado pesado (140 gramos), con líneas rectas y sobrias que lo convierten en elegante con acabados más que correctos. Un detalle a destacar es que incluye en el precio final una funda/carcasa que sigue la línea de diseño y calidad del dispositivo.

Pantalla
Su pantalla de 5 pulgadas HD IPS con resolución 1280x720 px cumple con el estándar que se está imponiendo en la actualidad para estos terminales e, incluso, para algunos de gama algo superior. Un dato a tener en cuenta es que implementa la tecnología OGS ¿Y esto qué es? Básicamente reduce las capas de ensamblaje entre display, pantalla digitalizadora y cristal ¿Y qué consigue? Menos grosor y mayor calidad de imagen y nitidez.



Fotografía (y Vídeo)
El Capture G5 HD monta una cámara de 13 megapíxeles que, a priori, debería ofrecer fotografías con una calidad bastante notable, pero el procesado interno de las imágenes resta parte de esa calidad, sobre todo en condiciones de poca luminosidad, cuestión que suponemos que el fabricante corregirá en futuras actualizaciones. Hay que aclarar que el usuario medio quedará satisfecho con las prestaciones fotográficas de la cámara trasera. En cuanto a la frontal, la de los selfies, cámara stándar de 2 megapíxeles que cumple sin más con la moda friki de los expertos (según se definen ellos mismos) en autofotos de toda la vida.

Batería
La batería de 2000 mAh es un poco justa para un terminal de estas características. A pesar de que para un uso normal podría resultar suficiente, los inconvenientes surgen cuando la exigencia es mayor (juegos, aplicaciones, reproducción de vídeo, etc). No obstante, ya se sabe que los niveles de utilización de un smartphone dependen de cada usuario.

Especificaciones y rendimiento
El terminal incorpora un procesador de 4 núcleos a 1,3 GHz, con un 1GB de RAM que mueven con soltura cualquier aplicación y/o juegos (incluso de última generación). En cuanto al almacenamiento dispone de 8GB, una capacidad algo escasa, aunque permite ampliarla a través de tarjetas SD hasta 32GB. El Gigatel Capture G5 HD llega con Android 4.4.2, sin capa de personalización alguna.

Un pero tiene que ver con la fluidez en la transición de una pantalla a otra o en la apertura de aplicaciones que sufren un ligerísimo lag. Una vez más, esto se puede corregir, bien a través de las actualizaciones futuras del fabricante, bien con la instalación de un launcher alternativo (nosotros hemos probado el Google Now Launcher y va perfecto).

El Capture G5 HD viene con la posibilidad de incorporar dos tarjetas SIM (una 3G y otra 2G), pero no dispone de la opción de conexión a redes 4G. Suponemos que esta elección responde a cuestiones de coste, sin embargo, viendo la amplia implantación de esta tecnología, resulta llamativo que no la incorpore.

Conclusión
Para terminar como mandan los cánones, y a pesar de esos pequeños 'debes' (y la no conexión 4G) fácilmente subsanables, estamos ante un smartphone de 5 pulgadas bien construido, elegante y con un rendimiento muy notable. Si a esto sumamos que su precio es de 169 euros, nos encontramos ante un dispositivo que merece la pena.