La facturación de las empresas españolas bajó un 0,4% en agosto respecto al mismo mes de 2018. Esto supone el mayor descenso en tres años, según el Índice de Cifra de Negocios Empresarial (ICNE) publicado este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La caída de las ventas de las empresas se debe a la menor facturación en el suministro de energía eléctrica y en la industria, con un 5,4% y un 3,6% menos respectivamente. En el lado contrario, los servicios elevaron su facturación un 3,3% interanual en agosto, y el comercio, un 0,1%.

Corregidos los efectos estacionales y de calendario, la facturación de las empresas aumentó en agosto un 1,6%, 1,2% menos que en julio, gracias al impulso de los servicios y el comercio, con mejores ventas en un 4,4% y un 1,6%, respectivamente. Por otro lado, el suministro de energía y la industria recortaron un 3,7% y un 0,6%.

En tasa mensual, eliminado el efecto estacional y de calendario, la cifra de negocios de las empresas avanzó un 0,4%, frente al retroceso del 0,2% registrado en julio.

De los cuatro sectores analizados, solo el suministro de energía eléctrica redujo sus ventas mensuales, un 2,1%, frente al estancamiento de la facturación en los servicios y los incrementos en un 0,4% de las ventas en el comercio y en la industria.