El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán (i), y su homólogo de GDF Suez, Gerard Mestrallet, conversan al final de un debate en el que participaron los presidentes y consejeros delegados de las diez grandes empresas europeas del sector energético, en Bruselas (Bélgica). EFE El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán (i), y su homólogo de GDF Suez, Gerard Mestrallet, conversan al final de un debate en el que participaron los presidentes y consejeros delegados de las diez grandes empresas europeas del sector energético, en Bruselas (Bélgica). EFE



El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, advirtió del riesgo de apagones en España y otros países europeos si no se introducen de forma urgente reformas en el sector para remediar los "errores que han cometido los políticos".


"Vemos un riesgo de que pueda haber problemas, no solamente de competitividad -que ya los hay, en los precios de la energía-, sino un problema de apagones en algunos de nuestros estados", aseguró Galán en unas declaraciones a la prensa tras participar en un acto en Bruselas junto a representantes de otras nueve grandes energéticas europeas, incluida Gas Natural Fenosa. En el caso de España, Galán señaló que hay centrales paradas que "obviamente en un momento determinado vamos a cerrar", por lo que "el problema se producirá en un plazo determinado".

El presidente de Iberdrola insistió en la necesidad de que los Gobiernos dejen de "hacer política con la energía" y de que se ofrezca a los usuarios un precio más competitivo. "No es lógico que en los países de la Unión Europea (UE) más del 50 % de nuestra factura corresponda a decisiones políticas, nada que ver con las empresas que generamos y distribuimos energía", señaló Galán, que destacó que en Estados Unidos esa cifra es del 10 %. Según aseguró, ese problema está "empeorando" por la introducción "en el sistema eléctrico de renovables inmaduras". En esa línea, el consejero delegado de Gas Natural Fenosa, Rafael Villaseca, destacó que las políticas para impulsar las energías renovables están "sacando del mercado tecnologías más baratas" y aumentando los precios finales.

Las empresas participantes en la iniciativa (Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Enel, ENI, GDF Suez, RWE, E-ON, Gasterra, Vattenfall y CEZ Group) demandaron impulsar el uso de capacidades ya existentes en lugar de promocionar la construcción de nuevas y abandonar los subsidios a la producción de renovables y centrarlos en la investigación y el desarrollo.
Galán llamó la atención además sobre el déficit tarifario en países como España y Portugal y acusó a la Comisión Europea de no hacer "nada" para tratar de remediar la situación.

Según el presidente de Iberdrola, se está creando un "desastre en el sector como el que se creó en el sistema bancario", por lo que pidió reaccionar con la creación de un supervisor y un regulador único europeos antes de que "sea demasiado tarde".