Los malos datos que siguen llegando de la economía China siguen golpeando las bolsas europeas, que se dejaban cerca de un 3% a media mañana. El Ibex 35 retrocedía un 2,86%, lo que llevaba al selectivo a perder nuevamente los 10.000 puntos (9.965,8). Aunque es el Da alemán el que más se deja, con un 3%, el IBEX 35 acumula descensos que han llevado al índice a entrar ya en pérdidas anuales y a unos niveles desconocidos desde la quiebra de Banquea. La pérdida de los diez mil puntos es, sin duda, pasar una barrera sicológica.



El Tsunami chino
La actividad manufacturera del gigante asiático retrocedió en agosto hasta entrar en contracción, con un índice de 49,7 puntos, su nivel más bajo desde agosto de 2012. Además de los malos datos de China la recesión de los países emergentes y los temores a la subida de tipos de interés en Estados Unidos han impactado en las bolsas europeas, pero también en otros indicadores españoles. En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocaba en 133 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 2,13%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,1289 dólares.

Todos los valores del selectivo se teñían de rojo, con IAG a la cabeza, recortando un 4,42%, hasta los 7,11%. Acerinox (-4,3%), Gamesa (-4,05%), OHL (-4%) e Inditex (-3,61%) eran los valores más castigados. Los 'pesos pesados' del selectivo también sufrían importantes pérdidas, superiores al 2% en la mayoría de los casos. Inditex retrocedía un 3,6%, BBVA un 3,3%, Santander un 2,9%, Telefónica un 2,8%, Iberdrola un 2,4% y Endesa un 1,4%.