Diferencias entre prima y prima de riesgo

Desde el punto de vista económico, el concepto de prima puede tener diferentes acepciones. Todo depende del ámbito al que se refiera. Aun así, en términos generales, se puede considerar como un suplemento que se percibe en determinadas transacciones a modo de incentivo o como premio por cumplir determinadas condiciones.

¿Qué es, entonces, la prima de riesgo? Es el suplemento que recibe un inversor al adquirir activos con mayor riesgo que el de los considerados libres. Es decir, es la prima que reciben los ahorradores que deciden arriesgar más en sus inversiones.

Más allá de esta primera noción general que afecta a todos los tipos de deuda, la prima de riesgo también tiene su aplicación en la economía y el estado financiero de los países. De hecho, en los últimos tiempos, se ha convertido en un tema de actualidad más que recurrente. En este caso, se habla de prima de riesgo país y hace referencia al valor del riesgo (deuda) de un determinado estado en comparación con el de otro más solvente, considerado como referente. Cuanto mayor sea la prima de riesgo de un país, más dificultades tendrá para financiarse.

Por ejemplo, en el caso de Europa, Alemania es el país con menor riesgo y, por tanto, es el que se toma de referencia a la hora de calcular la prima de riesgo.

Ejemplo:

Además de la prima de riesgo española, tanto la italiana como la portuguesa, otras de las economías de la eurozona más castigadas, han sufrido importantes repuntes. En el primer caso el indicador cerró la sesión este lunes con una subida de 20 puntos quedándose en los 154, mientras que el dato de nuestros vecinos peninsulares subía otros diez puntos hasta 326, desde los 316 de la última sesión, cuando aumentó 32 unidades

Cómo se calcula la prima de riesgo

Calcular la prima de riesgo de los países de la eurozona es muy sencillo. Normalmente, se toman como referencia los bonos a diez años. Teniendo en cuenta que Alemania es el país con las cuentas más saneadas de toda Europa, solo hay que comparar la rentabilidad de los bonos alemanes con la del mismo instrumento financiero de otro país. Es decir: tipo de interés del estado con más riesgo menos el del estado con menos riesgo.

Así, si los bonos alemanes ofrecen una rentabilidad del 2% y la de los españoles se sitúa en el 6%, la prima de riesgo de España es de 400 puntos (4%). El riesgo es mayor y la confianza de los inversores (a pesar de la prima que reciban) puede caer en picado.

Ejemplo:

La prima de riesgo ha subido un 7% sobre el cierre del viernes. La rentabilidad de los títulos de deuda españoles a 10 años se ha elevado esta mañana hasta el 5,56%, mientras que la del bono alemán ha caído ligeramente, al 3,05%”.