El mes de enero se plantea como uno de los más complicados del año para las economías personales y familiares, sobre todo por el gran desembolso que se ha realizado en las fiestas navideñas. Esta situación se ve agravada por la subida de precios y tasas establecidas por el Gobierno, pero también porque diciembre ha sido un mes con paga extra y por ello, según comentan varios estudios sociológicos, la gente cuando cuenta con más dinero tiende a gastar más. Es común acudir en el mes de diciembre y principios de enero a centros comerciales, cenas y comidas en restaurantes y demás excesos que normalmente no se acostumbran a hacer.  Pero para sobrevivir a la cuesta de enero y tener unas buenas finanzas a lo largo de todo el año conviene prestar atención a los siguientes consejos:

1. Haz un presupuesto con todos los gastos registrados

Tener contabilizados todos los gastos, tales como facturas, seguros o letras, ayudará a saber cuál es la cantidad de dinero que se dispone, así como también poder buscar alternativas para ahorrar en estos gastos. Para registrar los gastos se pueden utilizar aplicaciones telefónicas u optar por el método tradicional de libreta y boli.

2. Audita tus deudas y ten cuidado con las nuevas

Intenta cumplir con tus deudas lo antes posible, esto contribuirá al bolsillo ya que evitará pagar una cantidad mayor en intereses. A la hora de elegir un crédito, opta por ver todas las opciones posibles, aunque lleve más tiempo, para elegir el que más convenga.

3. Evita compras compulsivas y opta por la compra inteligente

La cuesta de enero viene asociada con las populares rebajas. Esta parece una buena opción para comprar ropa y demás elementos a precios más bajos, pero no siempre es así, ya que no son pocos los comercios que suben los precios días antes para que sus precios parezcan más atractivos. Es conveniente días antes realizar una lista con todo aquello que se necesita, para acudir a comprarlo y no caer en tentaciones que al final resultan innecesarias.

4. Compara antes de comprar y efectúa un consumo responsable

La mejor forma de maximizar el ahorro es comparando precios antes de realizar cualquier compra. Esto se puede realizar tanto en supermercados, comparando el precio de los mismos productos, o en tiendas de ropa, ferreterías y demás establecimientos. En casa también se tiene que mirar por el ahorro en aspectos como luz, gas o agua. Algunos consejos para ellos son utilizar bombillas de bajo consumo, apagar la luz cuando sea innecesario, poner la calefacción a una temperatura no demasiado alta o cerrar el grifo cuando no se utilice.

5. Combatir los vicios y malos hábitos

Las promesas de año nuevo no siempre se cumplen y entre ellas, es popular encontrar el “voy a dejar de fumar”. El tabaco se lleva a final de mes y de año una gran cantidad de tus ingresos, por eso es importante dejarlo, además de ser perjudicial para la salud. Pero no solo el tabaco es un hábito nocivo que, además tiene importantes repercusiones económicas, así que un buen ejercicio para los primeros días del año es identificar estos vicios y malos hábitos.