Aurelia Rey, la mujer de 85 años con una orden de desahucio por retrasarse varios meses en el pago del alquiler de un inmueble en el centro de A Coruña. EFE/Archivo



Aurelia Rey, la octogenaria de La Coruña que debía abandonar el piso de alquiler en el que reside el pasado 18 de febrero, podrá seguir viviendo en su piso después del acuerdo al que ha llegado con los propietarios del piso en el que reside desde hace más de 30 años. La Plataforma Sotp Desahucios ha confirmado el acuerdo y consideran que los propietarios de la vivienda se han avenido a él gracias a la presión social ejercida por voluntarios  de esta plataforma.

Por el retraso en el pago de dos mensualidades
Aurelia Rey, de 85 años, fue desahuciada por orden judicial al haberse retrasado en el pago de dos mensualidades de alquiler, una en 1999 y otra en 2011. La nueva Ley de alquiler aprobada por el Gobierno del PP favorece que los propietarios de pisos puedan echar a sus inquilinos, no ya por el impago, sino por el mero retraso de dos mensualidades aunque hayan sido en distintos años. Además se ha aprobado un desalojo exprés para estos casos. La anciana vive sola en un noveno piso con renta antigua por el que paga 126 euros al mes. Ella sobrevive con una pensión de 356 euros mensuales.

Stop Desahucios y bomberos
La anciana iba a ser desalojada de su vivienda por orden judicial el pasado 18 de febrero, pero la concentración de voluntarios de la plataforma Sotp Desahucios lo evitó, junto con la colaboración de un bombero coruñés que, cuando llegó a la puerta del edificio, se negó a forzar la entrada cogió un pasquín de Stop Desahucios y lo puso en el parabrisas del camión de bomberos. La imagen simbolizó la emergencia de otro movimiento de protesta: cada vez son más los bomberos que se niegan a ejecutar órdenes de desahucio.

Aquel día se paralizó momentáneamente el desahucio de Aurelia Rey pero no se anuló, algo que se ha conseguido hoy gracias al acuerdo conseguido con los propietarios del inmueble.