Abertis, la multinacional concesionaria de las principales autopistas españolas así como operadora de telecomunicaciones terrestres, ha celebrado su junta general de accionistas en Barcelona con dos grandes temas sobre la mesa, el balance del plan estratégico 2011-2014 y el arranque del nuevo plan hasta el 2017. La empresa da por cerrada la etapa de reorganización iniciada en lo peor de la crisis y encara los dos próximos años con nuevos proyectos.

Cierre de una etapa
La junta general de accionistas ha aprobado el reparto de un dividendo bruto de 0,33 euros por acción que, unido al dividendo repartido en noviembre, totaliza 0,66 euros por acción. Ello después de haber reducido deuda un 6% y de realizar emisiones que permiten cubrir la financiación del grupo hasta el 2018. Salvador Alemany, presidente de Abertis, destacó la revalorización de la compañía en bolsa durante los últimos meses.

Por otra parte la compañía ha reducido su consejo de administración a 16 miembros, tras la salida del representante del fondo británico de inversión CVC que ha vendido el 7,5% que poseía.

Plan estratégico 2015-2017
Los objetivos de Abertis para los próximos dos años son disciplina financiera, impulso a la internacionalización y un incremento del dividendo a los accionistas. En este sentido Alemany anunció que el objetivo es repartir 2.000 millones de euros en dividendos en los próximos tres años.

El grupo prevé mejorando los datos de tráfico en sus concesionarias, después de que "han empezado a notar signos de recuperación". En el año 2012 los datos de tráfico cayeron en todas las utopistas con registros negativos, algo que se mantuvo durante todo el 2013. En los primeros meses de 2015 comenzaron a registrarse datos de crecimiento aunque lejos aún de los años previos a la crisis. En lo que va de año el tráfico por las autopistas de Abertis ha aumentado un 4,3% en España, un 2,4% en Francia y un 6,1% en Chile.

[[{"type":"media","view_mode":"media_large","fid":"26911","attributes":{"class":"media-image size-full wp-image-306920","typeof":"foaf:Image","style":"","width":"616","height":"410","alt":"El presidente de Abertis, Salvador Alemany, durante la Junta General de accionistas de la compa\u00f1\u00eda celebrada hoy, donde ha afirmado que Abertis Telecom Terrestre, la filial de telecomunicaciones terrestres de Abertis, pasar\u00e1 a operar a partir del pr\u00f3ximo d\u00eda 1 de abril con el nombre de Cellnex Telecom, antes de su salida a Bolsa, prevista para el primer semestre del a\u00f1o. EFE"}}]] El presidente de Abertis, Salvador Alemany, durante la Junta General de accionistas de la compañía celebrada hoy, donde ha afirmado que Abertis Telecom Terrestre, la filial de telecomunicaciones terrestres de Abertis, pasará a operar a partir del próximo día 1 de abril con el nombre de Cellnex Telecom, antes de su salida a Bolsa, prevista para el primer semestre del año. EFE



Pago por uso
El presidente de Abertis defendió la tesis que desde hace años plantea la patronal de la construcción y concesionarias (Seopán) de obras públicas de que los usuarios paguen por el "uso de infraestructuras". Aunque Alemany incidió de que se trataría de que pagaran solo los vehículos pesados como ocurre en otros países europeos (Francia o Bélgica), la medida es muy polémica, dado que básicamente se trata de poner peaje en las autovías que se han construido con dinero público.