Es lo que tiene ‘casarse’ con determinadas personalidades. Con ellos viene ‘su familia’. Y TVE, gracias a su fichaje de Carlos Dávila, comparte el honor de unirse al grupo de altavoces que a partir de ahora va a tener a su disposición el inopinadamente redivivo tertuliano ultraconservador. Los otros medios que acogen a Dávila en esta resurrección son 13TV y, según se sabe ahora, la COPE. Una trinidad que retrata no sólo a Dávila, claro, sino también a la televisión pública.., o sería mejor decir, PPública.



Dávila fichaje 'vergonzante'
Como contamos en su momento, Dávila regresó a TVE con sordina. Ni en las promociones, ni en la nota de prensa donde se anunciaba la puesta en marcha de ‘El ojo clínico’, como se llama su programa, le citaban a él. Y esto aunque es el director y ‘chupa pantalla’ dentro del espacio, conduciendo una tertulia.

TVE se negó a reconocer oficialmente cuánto iba a pagar a Dávila, excusándose en el hecho de que compraban un ‘programa cerrado’. Después, se filtró que su salario sería el de 1.700 euros, aunque no está clara su relación con la productora y que este sea todo su ingreso.

Podemos, los asesinatos de Stalin y los medios de la Iglesia
Mientras, en esta vuelta, que todo indica que está cuando menos bien vista por el PP, sino impulsada por el partido, cada vez más necesitado de espadas y pechos que le defiendan, Dávila ha comenzado a recordar al personaje que encarnó lo que se llamó el ‘cavernismo’. En el digital Bluper recordaban las primeras perlas que dejó al reestrenarse en 13TV. Detalles como “A mí lo del populismo de Podemos se me queda corto. Esto es sovietismo puro. Es decir, leninismo puro. Lenin fue el creador de una doctrina y Stalin el que ejecutó a 10 millones de personas por esa doctrina”. Comparación medida, como se puede ver.

Y, de momento, al menos, como decimos, el tercer púlpito al que se va a asomar, según ha adelantado PRnoticias, es la COPE, donde, según este digital, se le está haciendo hueco un poco con calzador, a ver si pica Carlos Herrera y le incluye en su cuadra de tertulianos. La PPTVE, y los dos medios de la Iglesia, ambos de línea ideológica ultraconservadora, las casas del resucitado Dávila.