En un artículo de opinión titulado “Diez años después, un balance desapasionado del 11-M”, el nuevo director del diario El Mundo, Casimiro García-Abadillo reconoce que en su periódico cometieron errores sobre los atentados que en marzo de 2004 acabaron con la vida de 192 personas.

“Cometimos errores”
“Los que dudamos de esa versión (Al Qaeda se venga de España por su intervención en Irak con un gran atentado), también cometimos errores. Dimos crédito a algunas informaciones faltas de rigor, que sólo tenían como fin confundirnos y llevarnos a un callejón sin salida”, afirma García-Abadillo.

“Una pandilla de iluminados”
En su artículo de opinión, el nuevo director del diario El Mundo tampoco tiene reparos a la hora de reconocer que en algunas de sus informaciones no hicieron bien su trabajo. Algo que García-Abadillo achaca a los servicios secretos españoles: “La labor de los servicios secretos (que se sirvieron de algún abogado y de ciertos miembros de las fuerzas de seguridad) fue crucial para hacer que los que buscábamos honestamente la verdad, pareaciéramos una pandilla de iluminados”.

“Cometimos errores”
“Lo importante, insisto, es que los demócratas no aprendimos la lección de la lucha contra ETA. Una fotografía de Aznar y Zapatero, una investigación de la Policía sin contaminación política, podía haber evitado muchas heridas, muchos malentendidos. Las víctimas merecen que seamos menos arrogantes, reconocer que todos cometimos errores”, concluye García-Abadillo en un artículo en el que claramente marca distancias con su antecesor en la dirección de El Mundo.

Cambio en la caverna
Este cambio de opinión coincide con el décimo aniversario del 11-M y con la emisión de informaciones en las que la caverna mediática reconoce por primera vez que ETA no estuvo detrás de las bombas de Atocha. Prueba de ello es el reportaje emitido este viernes por Telemadrid, en el que reconocían sin matices la autoría de Al Qaeda. 

Las víctimas no olvidan
Sin embargo, son muchas las víctimas del 11-M que no perdonan la labor de intoxicación realizada por Casimiro García-Abadillo en los últimos 10 años. “El nuevo director de El Mundo ha sido tan conspiranoico como Pedro J. Ramírez”, sentencia Eulogio Paz, padre de Daniel Manjón -joven que perdió la vida en los atentados de Atocha- en un artículo de opinión publicado en su blog.