Alfonso Arteseros presentando 'España en la memoria' Alfonso Arteseros presentando 'España en la memoria'



La grave crisis económica que atraviesa el Grupo Intereconomía ha provocado que Julio Ariza haya optado por configurar una parrilla repleta de reposiciones los fines de semana y en horario matinal, además de fulminar nuevos espacios del canal como ‘España en la Memoria’, programa dedicado a la historia que hasta la fecha era uno de los espacios emblema del canal ultraconservador.

Producido y presentado por el documentalista Alfonso Arteseros, España en la memoria, que se emite los domingos en horario de máxima audiencia, levantó gran polémica cuando en vísperas del 20-N José Utrera Molina, suegro de Alberto Ruíz-Gallardón, reconocido falangista y exministro franquista, ensalzó la labor de Franciso Franco. El programa también dedicó un especial a la figura de José Antonio Primo de Rivera que provocó las quejas de las Asociaciones en defensa de la Memoria Histórica.

Fue suplemento de La Gaceta
Ensalzado por Julio Ariza, España en la Memoria llego a convertirse en suplemento de La Gaceta durante sesenta domingos, obteniendo con su comercialización una fuente de ingresos muy importante para Intereconomía.

El liquidador
Según ha podido saber ELPLURAL.COM, el despido de Alfonso Arteseros se produjo la semana pasada. Fue el nuevo director de líneas de Negocio de Intereconomía, Luis Sans, el encargado de comunicar la noticia a Arteseros. Cabe precisar que Sans, al que se le conoce dentro de la casa como El liquidador, es el nuevo fichaje de Ariza para encauzar las cuentas de su grupo de comunicación y asegurar la continuidad de un canal de televisión que atraviesa enormes problemas económicos.

El cese de Torreiglesias
A Luis Sans también se le atribuye la decisión de eliminar de su parrilla Más Vivir, el espacio de salud y bienestar que presentaba Manuel Torreiglesias desde que en julio de 2009 fuese despedido de forma fulminante por Televisión Española al cometer supuestas irregularidades publicitarias. Con el pretexto de “buscar un perfil mucho más comercial que atraiga a nuevos anunciantes”, el nuevo hombre fuerte de Intereconomía está convencido de que la única solución viable para la cadena de televisión pasa por potenciar El Gato al Agua y Punto Pelota y deshacerse de la práctica totalidad del resto de contenidos.

Parrilla repleta de reposiciones
Prueba de ello es que ha optado por emitir una sucesión de espacios enlatados durante los fines de semana. Por el momento, prácticamente sólo se salvarían de la quema los informativos y el espacio de debate Más se perdió en Cuba. Reposiciones que también se repetirán en horario matinal y de parte, llegando a barajar incluso la posibilidad de eliminar el espacio Buenos Días Intereconomia o La Gaceta de la tarde.

Los errores de Veo 7
Ajeno al sector de los medios de comunicación, la gestión de Sans está siendo fuertemente cuestionada por algunos de los directivos históricos de Intereconomia al considerar que “el nuevo hombre fuerte de Ariza estaría cometiendo los mismos errores que aceleraron el cierre definitivo del canal de Pedro J. Ramírez, Veo 7: configurar un canal de televisión que sólo se preocupa por la franja de emisión de máxima audiencia (que va desde las 21 horas hasta la madrugada), y provocando por tato una disminución de los beneficios publicitarios al caer en picado la audiencia el resto de las franjas horarias”.

Nuevo ERE
Sans también tendría prácticamente cerrado la realización de un nuevo Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que según las fuentes consultadas podría afectar entre 200 y 250 periodistas. Decisión enormemente polémica si se tiene en cuenta que Julio Ariza todavía no ha podido hacer frente a las indemnizaciones que tiene contraídas con los 160 periodistas a los que despidió el pasado verano.

La desesperación de Ariza
Tras haber despedido a más de la mitad de sus trabajadores, con la audiencia de Intereconomía Televisión desplomada y habiendo fracasado de forma estrepitosa el proyecto de La Gaceta, Ariza considera los planes de Sans como su última oportunidad para salvar un grupo de comunicación al borde de la ruina. Cabe recordar que fruto de su desesperación, Ariza publicó las pasadas navidades un artículo para exigir a Mariano Rajoy que asumiese las deudas que en su día contrajo con su grupo de comunicación.

Abandonados por el PP
En dicho artículo, Ariza asumía que el Gobierno del PP ha dejado “tirada” a Intereconomía”, o que su grupo de comunicación “está abandonado por Rajoy y los suyos”. Fuentes consultadas por este periódico explican que la actual dirección de Génova 13 se niega rotundamente a salvar el grupo de comunicación que en su día tanto ayudó la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y de cuyo accionariado forma parte una de las empresas del expresidente de Bankia Rodrigo Rato.