"Cuando pasa algo importante en el mundo, ahí esta TVE para contarlo". Es una frase que parece publicitaria, pero que se había convertido en referente en la redacción de informativos de la televisión pública y que los datos de audiencia venían a corroborar como un axioma entre los espectadores. Siempre había sido así. Cada vez que se producía un gran acontecimiento informativo, léase desde unas elecciones en Estados Unidos, un gran atentado o un desastre natural, una boda o el entierro de un mandatario de talla mundial, los españoles elegían La 1.

Ni el envío de Ana Blanco a presentar los informativos de TVE desde Sudáfrica ha podido revitalizar la audiencia de la pública. Captura del telediario de La 1 Ni el envío de Ana Blanco a presentar los informativos de TVE desde Sudáfrica ha podido revitalizar la audiencia de la pública. Captura del telediario de La 1



La 1 no ha liderado ni un día las audiencias de informativos tras la muerte de Mandela
Para ello, TVE contaba con los mejores medios, con grandes profesionales... Pero la enorme crisis de credibilidad desde la llegada de Julio Somoano y su equipo ha terminado por destruir hasta su poder de convocatoria en ante la aparición de estas noticias de impacto mundial. La muerte de Nelson Mandela ha venido a reflejar esta triste situación para la televisión que hasta hace poco era el referente.

Desde que se produjo el fallecimiento del líder sudafricano el jueves por la noche, los telediarios de La 1 no han conseguido liderar ni un solo día las audiencias. Y esto, a pesar de que, ignorando la mala situación económica que vive RTVE, el despliegue hecho ha sido considerable.

A más de 600.000 espectadores de Pedro Piqueras en Tele5
Especialmente doloroso ha resultado en los pasillos de la redacción de TVE lo sucedido el pasado viernes, el día en el que todos los informativos se volcaron para contar la noticia. Y es que la derrota de la pública fue contundente. A las 3, Vicente Valles, en Antena 3 venció a los telediarios con casi 3 puntos de diferencia en cuota de pantalla, 16,9 de la televisión de Planeta, frente a un 14,1 de La 1. Lo que en número de espectadores significó más de 300.000 de diferencia entre las dos. Pero por la noche, en el prime time, aún resultó peor. En este caso quien lideró fue Piqueras en Tele5 que literalmente barrió al telediario de la pública, sacándole más de 4 puntos de cuota, 15,1 frente al 10,8, y más de 600.000 espectadores de diferencia.

El fin de semana, a pesar de la apuesta de la pública que hemos comentado, que se tradujo en un amplio despliegue de enviados especiales, los telediarios volvieron a perder en su pulso con Antena 3.

La tercera, tras Antena 3 y Tele5 en lo que va de mes
Y esta semana la situación no ha cambiado. A pesar de que incluso Ana Blanco se desplazó a Sudáfrica para informar en directo de los preparativos y del funeral de Mandela que congregó a líderes de todos el mundo, los telediarios fueron de nuevo 'sepultados'. Valles volvió a ganar el pulso al medio día por dos puntos de cuota (15,3 frente a un 13.3) y más de 200.000 espectadores, y Piqueras en el informativo de la noche, tanto en cuota (15,5 frente al 11,8) como en espectadores, en los que superó el medio millón de ventaja.

Uno de los informativos de TVE dando información sobre el fallecimiento de Mandela. Captura de emisión de TVE Uno de los informativos de TVE dando información sobre el fallecimiento de Mandela. Captura de emisión de TVE



El resultado se refleja en los datos provisionales de 'la carrera' de audiencias de lo que llevamos de mes, en la que los telediarios pierden en todas sus ediciones, mientras en cuota de pantalla, quedan atascados en el tercer lugar, por detrás de Antena 3, que lidera, y de Tele 5.

El Canal 24 horas, más de lo mismo, definitivamente se convierte en 'canal residual'
La crisis de credibilidad de los Servicios Informativos cala por desgracia para la televisión pública más allá de los telediarios. Como ya contamos en ELPLURAL.COM el pasado día 3 de diciembre, el canal 'todonoticias' de TVE pasa por momentos tan críticos y con audiencias tan mínimas, que no ha estado en condiciones de rentabilizar un gran acontecimiento informativo como ha sido la muerte de Mandela.

La noche del fallecimiento del líder sudafricano, su informativo estrella, conducido por el propio director del canal 24, Sergio Martín, apuesta personal de Somoano, se quedó en un paupérrimo 0,54 de cuota de pantalla, y no llegó ni a los 100.000 espectadores. Pero fue aún peor noticia para el Canal lo que sucedió el día siguiente, cuando el gran especial preparado para la noche del 24 Horas se quedo en una cuota del 0,36, lo que significa que apenas vieron el programa 50.000 personas. Una cifra propia de una televisión residual.