Comunicación
El colaborador de COPE, Salvador Sostres - cope.es
El colaborador de COPE, Salvador Sostres.
|
Fuente
:
cope.es

Sostres defiende a Rajoy: “Saber idiomas es de secretarias, de los que obedecen”

El articulista, a sus críticos: “La turba me grita y me insulta mientras se ve caer al fondo de su horror”

35
Lun, 13 Mar 2017

A Mariano Rajoy le ha salido un polémico defensor tras su ridículo momento negándose a responder a un periodista de la BBC que le hizo una pregunta en inglés. Salvador Sostres ha usado su columna semanal en ABC para señalar que “ningún presidente serio se expresa oficialmente en una lengua que no sea la suya”.

Sostres recuerda que Rajoy despachó al periodista de la BBC “con unos pocos balbuceos y bastante desprecio”. “Los paletos de siempre le acusaron de no saber idiomas y en casa hemos puesto el vídeo mil veces”, señala el articulista, para añadir que “quien en cualquier caso demostró que no sabía idiomas fue el pollo de la BBC, aunque aquí somos tan provincianos y empleados que creemos que un presidente por ser el nuestro tiene que salir a empatar con un don nadie que habla inglés”.  

“Cualquier protocolo internacional aconseja que los mandatarios hablen siempre en su idioma y es una descortesía preguntarle a un presidente en tu lengua y no en la suya”, señala el periodista. “No recuerdo a ningún líder del mundo libre hablando en francés ni a ningún periodista que se atreviera a preguntarle -sin estar pactado o sin traducción simultánea- en la legua de Baudelaire o de Cervantes”.

El argumento, que podría ser bastante válido, se diluye después cuando Sostres insiste en su habitual clasismo: “Lo sustancial es que saber idiomas es de secretarias. Necesitan saber idiomas los que obedecen. En mi vida las órdenes las doy yo y como ya les dije la semana pasada, de momento nos va todo bien”.

“Es mentalidad del servicio alardear de idiomas, tal como los horteras presumen de viajes o necesitan cambiar. Los viajes hay que tenerlos resueltos a los 30 años y la variación es el movimiento del fracaso”, añade.

“Saber idiomas es bisutería de condesa de pago”, añade “pero la vida es muy dura en las afueras de Dios y por eso los cursos de inglés se venden como churros y por eso la turba me grita y me insulta mientras se ve hacer al fondo de su horror”.