La Casa del Libro de Madrid acogió este jueves la presentación de Mañana será tarde (Editorial Planeta), ensayo en el que el veterano e insobornable periodista y exdirector de ABC, José Antonio Zarzalejos, disecciona en profundidad asuntos tan complejos como la crisis institucional y la corrupción rebosante que azota a diario nuestro país.

Problemas estructurales
“Elegí temas que son estructurales de nuestra convivencia: la corrupción, la monarquía (que no está consolidada, aunque tengamos un buen rey), Cataluña, mi visión del relato post-ETA y la crisis de los medios de comunicación”, explicó Zarzalejos en un que acto estuvo conducido por la directora de Hoy por Hoy, Pepa Buena.

Hablando con claridad
Fiel a su estilo, Bueno no dudó en sacar a relucir algunos de los pasajes más controvertidos de Mañana será tarde. Asuntos en los que el autor entró de lleno. Así, Zarzalejos habló con una claridad inusual de uno de los principales males que afectan a nuestro país: la corrupción. En su opinión, la sociedad “miró para otro lado cuando había abundancia. Se produjo un relajo del carácter moral y ético “

Los corruptos y los corruptores
En este sentido, el exdirector del diario ABC alertó que “nos estamos fijando mucho en los corruptos y muy poco en los corruptores, que provienen del sector privado”. Además, se atrevió a aventurar que en “en los próximos meses, con los nuevos gobiernos municipales y autonómicos, vamos a tener novedades graves” respecto a este problema que “va a ser complicado extirpar” del sistema.

La crisis del periodismo
Respecto a la crisis de los medios de comunicación, Zarzalejos apuntó que “todos los grupos multimedia, sin excepción, han fracasado en nuestro país y eso ha supuesto una debilidad que ha conllevado una perdida de independencia”. Paralelamente, la profesión periodística está indefensa: “Los periodistas nos tenemos que interponer entre la noticia y la audiencia (…) Si al fotógrafo le sustituye el móvil o al periodista un twittero , estaremos arruinando nuestra profesión”, advirtió.

Continuidad de la monarquía
Pero sin duda, fue la crisis de la monarquía el bloque temático que mayor expectación provocó entre los asistentes. En gran medida porque Zarzalejos defendió que “la monarquía no tiene asegurada su continuidad” en base a los retos que la institución deberá afrontar en el futuro como el cambio del título segundo de la Constitución (algo que puede reabrir el debate entre monarquía o república), la cuestión catalana o el “macro-juicio” que afrontará la hermana y el cuñado del monarca.

El perfil de la reina Sofía
El periodista también se refirió a la caída de popularidad que en sus últimos años de reinado afrontó Juan Carlos, y afeó que la reina Sofía no estuviese a la altura de las circunstancias. “Es una aristócrata escéptica, que ha tenido una vida muy dura en el exilio (…) con una cultura muy germana. Es una mujer fría, distante y que no conoce bien la dinastía española. Ni se identifica con España ni tiene circulo de amistades en nuestro país”, afirmó Zarzalejos.

“Un Borbón necesita otra cosa”
Y es que aunque el autor de Mañana será tarde considera que la reina Sofía “es dignísima y como reina, en sus obligaciones oficiales, jamás ha cometido ningún desliz, un Borbón necesita otra cosa”.