El vicepresidente de la Junta y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales en funciones, Diego Valderas, ha asegurado este lunes que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, mantiene "contacto directo" con el coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, y con él mismo, mostrándose convencido de que la federación de izquierdas conocerá el nuevo Gobierno "en su totalidad antes de que llegue a ningún órgano oficial".


No quiere pronunciarse sobre la posibilidad de salida de algunos compañeros
"Cuando el pan esté hecho para meterlo en el horno será cuando se nos comente y, a partir de ahí, lo conocerán los órganos del PSOE y de IU", ha afirmado Valderas en una entrevista con Canal Sur Televisión, recogida por Europa Press, en la que no se ha querido pronunciar sobre la posibilidad de que salgan del Gobierno como Carmen Martínez Aguayo o Antonio Ávila. "Son compañeros que han venido desarrollando una magnífica labor y su trabajo está ahí", ha añadido.


Los consejeros de IU-A continuarán en sus cargos y no descarta un cambio de estructura
Valderas, quien al igual que el resto de consejeros de IULV-CA, Elena Cortés y Rafael Rodríguez, continuarán en sus cargos en el nuevo Gobierno, ha considerado que Díaz está marcando bien sus ritmos y ha indicado que IULV-CA le ha trasladado "opiniones" sobre los perfiles para los nuevos miembros del Gobierno andaluz. "Pero los nombres les toca a la presidenta", ha señalado el dirigente de izquierdas. Tras no descartar la posibilidad de que haya un cambio de estructura en las consejerías, ha dicho que una vez que se haga una valoración sobre la administración que Andalucía necesita, "algo que debería hacerse en los próximos seis meses, antes de marzo, podría haber la oportunidad de repensar determinados cambios de nomenclatura que si ahora se dan, serán más bien suaves"

Augura" cambios en profundidad" para una "nueva etapa"
Valderas, que ha augurado un nuevo gobierno con "cambios en profundidad", ha indicado que este nuevo Ejecutivo se corresponderá con una "nueva etapa política" y con un gobierno que tiene que estar más en la calle, "con un mayor nivel de cercanía". "Se abre una nueva etapa con nuevos compromisos y una hoja de ruta más acelerada, con lo que no sólo se refresca el gobierno, sino un programa político", ha apostillado.Entre estos nuevos compromisos, el dirigente de izquierdas ha destacado la puesta en valor social de las tierras, a través de un observatorio, o que la Cámara de Cuentas de Andalucía no sólo pueda apercibir, sino que tenga un papel sancionador, lo que puede contribuir, en su opinión, a la lucha contra la corrupción en Andalucía y a que las instituciones se conviertan en "palacios de cristal".

Díaz aboga por una mayor justicia fiscal
Preguntado sobre si hay entendimiento entre las dos fuerzas que sostienen al Gobierno en materia fiscal, el vicepresidente en funciones ha dicho que aunque Díaz haya afirmado que no quiere subir la presión fiscal, "si que ha abogado por una mayor justicia fiscal, en lo que se refiere a la progresividad". No obstante y según ha indicado, "aún no hay nada cerrado" sobre este asunto, que se debatirá de cara al Presupuesto de la Junta para 2014.