A veces los embargos van en dirección contraria a la habitual, y no son los ciudadanos quienes los sufren sino los bancos. Es lo que ha ocurrido en la localidad cordobesa de Lucena.

Por incumplimiento de contrato
Según el digital de este municipio cordobés Lucenahoy.com, el Juzgado de Instrucción nº 3 de Lucena ha decretado con fecha del pasado 15 de febrero el embargo de bienes contra la entidad Banco Santander para hacer frente al pago de cantidades a las que la entidad financiera fue condenada en sentencia –ya firme– el día 6 de Septiembre de 2012 por la demanda que el ex-agente colaborador de Las Navas del Selpillar, Gregorio Flores, interpuso en Marzo de 2009 contra la entidad por incumplimiento de contrato y adeudo de cantidades pendientes, en cuantía de casi 11.000 euros, incluidas las costas judiciales.

El juzgado decreta el embargo de los bienes necesarios
Una vez concluidos todos los plazos previstos en la ley para que el B. Santander depositara en sede Judicial la cantidad a la que ha sido condenado a abonar al demandante, el Juzgado de Lucena ha decretado el embargo de los bienes necesarios para cubrir el importe del principal mas intereses y costas legales.

El primer banco condenado en sede judicial
En plena época de desahucios por parte de las Entidades Financieras amparándose en sentencias judiciales, no es cuanto menos chocante que el primer Banco de España se niegue a pagar una deuda a un ex-agente colaborador una vez ha sido condenado en sede judicial.

La entidad ha puesto toda clase de trabas
Según comenta el perjudicado a Lucenahoy.com, durante todo el proceso judicial, que ha durado más de 3 años, la Entidad Banco Santander ha puesto todo tipo de trabas, llegando incluso a interponer demanda contra él por falsificación de documento y estafa que fue rechazada y archivada por 2 veces en Sede Judicial ya que no existía ni una sola prueba ni testigo que así lo corroborase. Según Flores, ya condenados en Sentencia firme “siguen mostrando el mayor desprecio a la Justicia teniendo que llegar a decretar embargo contra sus bienes”. Contra la decisión cabe interponer recurso directo de revisión.