La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha criticado este miércoles la "mutación" y el "transformismo" del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, a la hora de situar a su formación en el espacio ideológico y ha ironizado que, con tanto cambio, "no le compraría un coche de segunda mano ni aunque me dijera que era nuevo". En una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press, la dirigente andaluza ha expuesto que Iglesias se definía como "comunista" de cara a las elecciones europeas; "ni de izquierdas ni de derechas" y "después de llamarnos casta", ante el 20D; y ahora "aparece reivindicando la socialdemocracia". "¿Qué pensarán los ciudadanos? ¿Le comprarían un coche de segunda mano?", ha ironizado la secretaria general del PSOE-A, para quien que ahora Iglesias reivindique para sí la socialdemocracia es "el reconocimiento de una verdad, que España necesita la socialdemocracia para que la gente viva mejor". Así, ha cargado contra quienes "han machacado" a los socialistas y les han acusado "de un maridaje peligroso con el poder financiero" y "hoy reivindican ese espacio" que ocupa el PSOE y del que, según ha subrayado, este partido no se ha movido. Asimismo, ha contrapuesto la "ilusión" que ha dicho "palpar en la calle" con el PSOE al "ilusionismo que algunos pretenden" afirmando "un día una cosa y al siguiente la contraria". MATRIMONIO DE CONVENIENCIA Por otro lado, Díaz también se ha referido a los militantes del PCE, que ha dicho "defender y respetar muchísimo" por la figura de Santiago Carrillo y lo que contribuyeron a la Transición" y ha expuesto que ahora "se siente indignados" al preguntarse "dónde está el trabajo y lo aportado en estos años". La presidenta cree que ahora a los militantes comunistas se les dice "no solo que no lleven banderas comunistas a los actos sino también que no son comunistas" y ha previsto que el "matrimonio de conveniencia" en Unidos Podemos "empieza a hacer aguas". Por último, ha acusado a Iglesias de practicar la "nueva moda de enredar en los partidos ajenos" después de que éste pidiera al PSOE que consultara a sus bases con quien preferirían pactar. "No conozco el escrutinio de primarias o el del referéndum para saber los candidatos cuneros que ha puesto en Andalucía", le ha espetado la responsable del PSOE-A, que ha subrayado que cuando su partido pregunta a los militantes lo hace "con información y no con preguntas trampa".