Lo anticipaba ELPLURAL.COM y los rumores estaban en la calle. La sintonía, entre la distancia calculada e ideológica entre PSOE y Ciudadanos, se acrecentaba en las negociaciones en la medida en que distintos escollos se superaban. Del rechazo mutuo se ha ido evolucionando hacia la coincidencia en posturas concretas y determinadas.

ELPLURAL.COM lo adelantaba ayer
Precisamente ayer tarde este medio entrevistaba al portavoz parlamentario en el Congreso, Antonio Hernández y al Secretario General del Grupo Parlamentario Socialista y líder del PSOE malagueño, Miguel Angel Heredia, y las sensaciones captadas era de moderado optimismo en las negociaciones y que el acuerdo podría ser factible en breve. Concretamente Hernando manifestaba a ELPLURAL.COM que estaba "muy convencido de que pronto habría acuerdo" en Andalucía para la sesión de investidura.

Chaves y Griñán facilitan el acuerdo
Los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán con su cese de actividad política institucional adelantada por ellos mismos, fue la gran piedra que ha desencajó la negociación. Posteriormente ha sido el acuerdo y el consenso en distintas propuestas los que van a ser posible que Susana Díaz logre su investidura. La duda está en si lo será en primera o en segunda votación y todo depende de si el voto de Ciudadanos será a favor o en el sentido de la abstención.

Según C's "se abre un espacio de diálogo"
A última hora de la noche de ayer viernes se conocía el gran paso dado en las negociaciones. El PSOE-A aceptaba el pacto anticorrupción propuesto por Ciudadanos Andalucía el pasado 4 de abril, con lo que se abría "un espacio de diálogo donde C's planteará sus propuestas y proyectos", pero "no para hablar de gobierno". Así lo ha confirmado la propia formación liderada por Albert Rivera tras desvelar que los socialistas andaluces asumen los 10 puntos del decálogo de Ciudadanos-Andalucía.

Condición indispensable asumida por el PSOE
La firma del pacto, recuerda C's, "era la condición imprescindible para abrir este proceso, pero no para hablar de gobierno, ya que Ciudadanos no entrará en un gobierno que no presida ni ocupará cargos en él". No dice la formación que anteriormente a este gran avance hacia el acuerdo, la línea roja impuesta por la formación era el apartamiento político de los dos expresidentes, Chaves y Griñán, paso dado ya con sus propias declaraciones.

Temas "puntuales" son los que quedan por cerrar
Según Ciudadanos el diálogo que se abrirá será "sobre acuerdos puntuales que afecten a reactivación económica, políticas sociales, sanidad, educación, regeneración democrática, entre los principales asuntos". El avance es tal y la prisa también ante la sesión de investidura a 48 horas de que se inicie que Ciudadanos mantendrá hoy sábado por la mañana una reunión con el PSOE para hablar sobre estas cuestiones y otras relacionadas con el programa electoral del partido de Rivera.

Ciudadanos formalmente dice que "nada ha cambiado"
Aunque el líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, indica en un comunicado que "de momento nada ha cambiado con respecto a nuestro voto negativo a la investidura de la candidata a la presidencia de la Junta para la próxima semana", todo indica que el camino hacía la investidura de Susana Díaz estámás expedito que ayer y que las posibilidades de acuerdo son muchas.

Se sigue negociando con Podemos
Los socialistas, capitaneados en la negociación por un hábil político de "dientes retorcidos" y de plena confianza de Susana Díaz, como es el portavoz parlamentario Mario Jiménez, continúan al mismo tiempo negociando con Podemos y tratarían de incorporarlos al acuerdo. En este caso se encuentran con la oposición férrea de la máxima dirigente andaluza, Teresa Rodríguez, perteneciente al sector crítico a la dirección nacional de Pablo Iglesias y afín al dimitido Juan Carlos Monedero. La situación de hoy se traslada colateralmente a la dirección nacional de Podemos cercana a posibilitar acuerdos con los socialistas siempre en base a coincidencia en medidas y programas.



Moreno Bonilla, el gran damnificado
El gran damnificado si al final hay acuerdo entre PSOE y Ciudadanos sería el PP andaluz y su hasta ahora dirigente y líder Juan Manuel Moreno Bonilla. La visualización que el voto con utilidad del centroderecha en Andalucía se residencia a partir de ahora en Ciudadanos, es mas que evidente. Alcaldes, empresarios, sindicatos y líderes de opinión, han enviado mensajes al PP nacional de que era necesario facilitar la gobernabilidad.

¿Sirve para algo votar al PP en Andalucía?
Moreno Bonilla, resentido y frustrado por su fracaso inmenso, no ha cedido. Rajoy, como siempre, llega tarde. Hoy en el diario "El Mundo" deja traslucir que al final el PP en Andalucía iba a abstenerse y que descartaba unas nuevas elecciones. Lo dicho, como siempre llegar tarde y Moreno Bonilla comienza a visualizarse como irrelevante en la política andaluza. "¿Para que ha servido mi voto?" es la pregunta que comienzan a hacerse votantes del PP andaluz que tal vez inician su camino en las próximas urnas hacia Ciudadanos, "un voto útil" pensarán.