El torero José Ortega Cano ha abandonado a las 11.00 horas de este martes la cárcel de Zuera (Zaragoza), donde cumplía condena como responsable de la muerte de Carlos Parra en accidente de tráfico. Ortega Cano disfrutará de un permiso de seis días, al igual que el que tuvo el pasado 5 de enero, según han indicado a Europa Press fuentes próximas al caso. Ortega Cano ha cumplido ya un tercio de su condena, por lo que también podría serle concedido el tercer grado. El torero fue condenado a una pena de dos años y dos meses de cárcel, así como el pago de una multa de 181.000 euros a la viuda de Parra. A la salida de la prisión ha declarado que quiere estar con sus hijos y su mujer. También ha comentado que "hay que atenerse a las normas y hacer las cosas bien". El torero ha cumplido un tercio de su condena, ha pagado la multa, y ha disfrutado ya de un permiso penitenciario, circunstancias que unidas a su comportamiento en prisión podrían posibilitarle el acceso al tercer grado, lo que le permitiría tener los fines de semana en libertad o acudir a dormir a la prisión diariamente y pasar el resto del día fuera.