El anuncio de esta sanción, la segunda que se impondría a Visteon desde que anunciara el cierre de Cádiz Electrónica, se produce el mismo día en que la firma de componentes de automoción ha informado a sus trabajadores de que ha iniciado ya el proceso para la liquidación de los activos de la planta.

Sigue sin dar trabajo
En un acto en Sanlúcar de Barrameda, Juan Bouza ha informado de que esta nueva propuesta de sanción de 300.000 euros se ha llevado a cabo una vez que la Inspección de Trabajo ha vuelto a comprobar que la multinacional sigue sin dar ocupación a sus operarios y que, además, les adeuda varias nóminas, ya que el pasado mes de octubre Visteon anunció que no tenía dinero para afrontar su pago.

Tendrá que ser ratificada
Esta sanción tendrá que ser ratificada, como marca la legislación, por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, que ya confirmó la primera propuesta de sanción que el delegado en Cádiz, realizó el pasado verano, y que ascendía a 150.000 euros por no dar ocupación a los operarios de Cádiz Electrónica.

No está poniendo en marcha las medidas necesarias
Juan Bouza ha reiterado que la multinacional no está poniendo en marcha las medidas necesarias para que Cádiz Electrónica tenga actividad industrial, tal y como la Delegación de Empleo en Cádiz le solicitó al rechazar el ERE extintivo planteado por la multinacional porque consideraba que la situación productiva y financiera de la firma no justificaba una medida tan drástica.

Ni cerrar ni despedir
La resolución desfavorable de aquel ERE hacía, según el delegado de Empleo, que la firma no pudiera ni cerrar la planta ni despedir a sus trabajadores, que después rechazaron una propuesta de la multinacional para que aceptaran indemnizaciones a cambio del cierre de la planta.

Sigue insistiendo
Visteon que ya entonces había solicitado al juzgado de lo Mercantil de Cádiz el preconcurso de acreedores sigue insistiendo en que la fábrica no tiene ninguna viabilidad, como muestra la carta que en la que ha notificado hoy a sus empleados que, de acuerdo con la legislación mercantil, ha iniciado el proceso de liquidación y nombrado "los liquidadores que se harán cargo de la gestión de Cádiz Electrónica".