No es la primera vez ni será la última, aunque sí sea relativamente excepcional que la medida se adopte a las puertas de unas elecciones donde el alcalde que condecora a un Cristo o una Virgen muy populares en el lugar va a pedir casi al día siguiente el voto a los vecinos. El último en caer en la tentación del populismo religioso ha sido el Ayuntamiento de Málaga, gobernado por el PP. Málaga Laica, agrupación provincial de Andalucía Lacia, ha emitido un contundente comunicado contra la decisión, el pasado 29 de abril, del Ayuntamiento de Málaga de aprobar cuatro semanas antes de las elecciones la concesión de la Medalla de la Ciudad a la imagen de Jesús de la Misericordia, una de las más populares de la Semana Santa en la capital de la Costa del Sol. La aprobación contó con la mayoría del PP, sin haber pasado por la comisión de Cultura, sin expediente y sin el apoyo del resto de los grupos presentes en la corporación (PSOE e IULV-CA), recuerda la combativa asociación en favor del laicismo. En opinión de Málaga Laica/Andalucía Laica "dicha medida no respeta la aconfesionalidad del Estado y vulnera el art. 16 de la Constitución. Pero, además, también vulnera el Reglamento de Concesión de Honores y Distinciones del Ayuntamiento de Málaga, en el que se establece, en su art. 3, que “la Medalla de la Ciudad es una condecoración municipal creada para premiar o reconocer méritos extraordinarios que concurren en personas, entidades o corporaciones”, siendo así que a la imagen, también conocida como “el Chiquito”, no se le puede atribuir ninguna de tales definiciones". En realidad, "se impone, por enésima vez, en las decisiones del grupo municipal gobernante, la sumisión del poder civil a los lobbies religiosos, ya sea vía cesión de locales a las cofradías, vía subvenciones municipales directas o indirectas y ahora, con la concesión de honores a imágenes religiosas", sostiene el comunicado hecho público este domingo. De hecho, supone "un claro guiño electoral realizado por el alcalde y su grupo de gobierno a un sector muy determinado, el más católico y conservador de la ciudad, que a la vista de las últimas encuestas le ha dado la espalda. El alcalde –prosigue la nota– teme perder su mayoría absoluta y con ello su reelección en las próximas elecciones municipales, y se sirve, de nuevo, de las instituciones públicas para realizar proselitismo de la iglesia católica". Finalmente, Málaga Laica/Andalucía Laica solicita "la anulación del acuerdo tomado en plenario, y la retirada de la concesión de los honores a la imagen religiosa. Con ello exige el debido respeto a la obligatoria separación Iglesia-Estado, imperativa en una democracia real".