El candidato de Izquierda Unida ha conseguido reunir en torno a un manifiesto programático a una diversidad muy importante de artistas e intelectuales que le dan su apoyo. El manifiesto que fue presentando en la Fundación Rafael Alberti del Puerto de Santa María, ha sido apoyado entre otras personalidades por la hija del poeta gaditano, Aitana Alberti León, históricos de la cultura del PCE como Felipe Alcaraz, el dramaturgo Salvador Távora y una gran cantidad de amigos de la cultura en torno al poeta Luis García Montero, como sus habituales Joaquín Sabina, Miguel Ríos o Almudena Grandes. Destaca la presencia del flamenco con Ana Pastrana y Juan Pinilla, la canción de autor con Lucía Sócam y Manu Lobo, del mundo del circo como Alfonso de la Pola y poetas como Caballero Bonald y Miguel Ángel Rincón Peña. Este es el texto íntegro del manifiesto y la relación de firmantes: ‘La cultura es un ámbito de formación de los ciudadanos que consolida la convivencia democrática, defne la identidad abierta e integradora de una sociedad, consolida la conciencia crítica y favorece la sensibilidad y la imaginación moral. Izquierda Unida se compromete a trabajar en favor de este sentido de la cultura con los siguientes planteamientos: - La Cultura debe ser visible y recobrar una consejería exclusiva, sin compartir con otras materias tan respetables pero diferentes como Educación o Deporte. Se trata de una marca de la sociedad progresista que nunca debió abandonarse. Del mismo modo, los delegados provinciales de Cultura no deben compartir otras competencias que le resten presencia en un sector extremadamente sensible. - Recuperación, sucesivamente, de los presupuestos en materia de Cultura del año 2012, que ya aparecían recortados sobre a cifras anteriores, pero que al menos eran sostenibles, hasta alcanzar la cota de 2011, previa a la reforma del artículo 135 de la Constitución, que fjaban la contención del défcit. En los últimos años, dicha cuantía ha bajado hasta extremos peligrosos para numerosos sectores de la industria cultural. - Apoyo transversal a la cultura como industria, no sólo a través de los presupuestos de la Consejería sino del resto de los departamentos del gobierno autonómico, en materia de empleo, innovación, educación y otros. - Generalización de las comisiones asesoras que ya existen en diversos organismos y que relacionan la gestión de la Consejería con los sectores directamente implicados en la creación o en la comercialización de la misma. - Generalización del criterio de concurrencia competitiva y fiscalización que ya se aplica en determinados organismos culturales de la Junta, para la concesión de ayudas, contrataciones, programaciones y otros extremos, a fn de evitar arbitrariedades y favoritismos. Izquierda Unida está en contra de las prácticas que generan redes de clientelismo. - Control de los presupuestos destinados a la rehabilitación y mantenimiento del patrimonio histórico-artístico, con frma de convenios en los que específcamente se impida luego a propietarios privados o entidades como la Iglesia Católica sacar rédito económico de las obras realizadas con presupuesto público. Los ciudadanos, además, tienen derecho a disponer de los ámbitos sostenidos con dinero público y a la utilización oportuna como foros culturales de los edifcios en cuestión. - Dotación adecuada de las bibliotecas provinciales y de la Biblioteca de Andalucía, con aportaciones de libros, dvds, blue-rays y otros contenidos, haciéndose extensivo todo ello a las bibliotecas municipales, mediante convenio con los ayuntamientos y colaboración directa con editoriales y librerías. - Protección de las formas populares de cultura como señas de identidad propia de Andalucía, como el famenco, con orgullo por lo común pero sin dejarse domesticar por los estereotipos. - La cultura andaluza no debe vivir ajena a un tiempo en que los desahucios, la violencia doméstica y la desigualdad amenazan con convertirse en la norma, por ello debe ser inclusiva y establecer lazos de convivencia intergeneracional y de memoria del territorio, así como promover la fuerza de la mujer como motor de cambio social. – Cultura no es espectáculo, sino la creación de los cineastas, escritores, artistas, músicos, diseñadores, cocineros, urbanistas y vecinos que, muchas veces desde el anonimato y la humildad, enriquecen nuestra vida. Por ello es necesario apoyar a las formas colaborativas y participadas de cultura que han surgido en los barrios y vecindarios de Andalucía, responsables de la cohesión del tejido social. FIRMANTES Luis García Montero Miguel Ríos Joaquín Sabina Almudena Grandes Eduardo Mendicutti José Caballero Bonald Benjamín Prado Rafael Cobos - Guionista Víctor Causas – Poeta Felipe Alcaraz – Escritor Salvador Távora – Dramaturgo Lilyane Drillon. Directora teatral María Jesús Garcés - Artista Plástica Isaac Rosa – Escritor Reyes Gallegos – Arquitecta Marta Sanz - Escritora Carlos Pardo - Escritor y Poeta Alejandro López Andrada. Poeta y escritor Andrés Vázquez de Sola, escritor, pintor y periodista Angélica Carmenate, economista y agente cultural Miguel Ángel Rincón Peña, poeta Ana Pastrana, bailaora Juan Kalvellido, dibujante. Fran Seisdobles, poeta David Romero Raposo, flósofo, poeta y músico Fernando Polavieja, Cantautor. Salvador Román Badillo, Poeta. Manu Lobo, Cantautor. Miguel Ángel Gómez Guerra, Poeta Lucía Sócam, cantautora, premio Mujer Rural de la Junta de Andalucía 2007 Ana Moreno Soriano, profesora Ángel del Pozo, editor Joaquín Recio Martínez, editor y escritor Manuel Fernando Macías, poeta y alcalde de Medina Sidonia Alfonso de la Pola Villaescusa, actor y clown, director de la compañía de circo Rolabola Juan Pinilla Marín, cantaor famenco (lámpara minera 2007, nominado premio Grammy Latino 2014) Julia Hidalgo – Comisión de Cultura del PCE Pedro G. Romero - artista