Lo ha anunciado este viernes en Canal Sur Radio la consejera de Hacienda, Maria Jesús Montero. La Junta se ve obligada a retrasar 500 plazas de la oferta publica de empleo prevista para este año por el rechazo del parlamento al decreto ley sobre traslados y promoción interna de los funcionarios. El voto negativo de PP y Podemos, unido a la abstención de Ciudadanos e IULV-CA impidió a la mayoría que apoya al Gobierno sacar adelante el decreto, que apoyan todos los sindicatos salvo UGT y el SAF. La medida afecta a las plazas de administración general que estaban pendientes de concurso, según informa la web de Canal Sur. El decreto planteaba modificaciones técnicas para cumplir con la directiva europea, y darle salida a las sentencias contradictorias sobre los derechos de los interinos a la hora de contar su antigüedad en traslados y promoción interna. La consejera de Hacienda María Jesús Montero asegura que la oferta pública de empleo estaba ligada la aprobación de ese decreto.