La Junta de Andalucía ha iniciado la tramitación de dos nuevos expedientes de expropiación temporal del uso de inmuebles, uno en La Rinconada (Sevilla) y otro en Córdoba, para evitar el desahucio de sus inquilinos, quienes se encuentran en "riesgo acreditado" de exclusión social.

Casos de Sevilla y Córdoba
En el caso de La Rinconada, la entidad a la que se expropia la vivienda, ubicada en la calle Carmen Colomer Carranza, es Citifin SA EFC, y en el de Córdoba, la casa está en la plaza Nuestra Señora de la Merced de la capital cordobesa, y la entidad a la que se expropia la vivienda es BBK Bank Cajasur.

Un desempleado y dos personas mayores
Según ha informado hoy la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta en un comunicado, en el caso de Sevilla el inquilino es un hombre desempleado de larga duración, y en el de Córdoba un matrimonio de personas mayores -Pedro C.N., de 70 años, y Rafaela E. D., de 65-, ambos jubilados. Este matrimonio se ha acogido a la expropiación del uso de su vivienda, de 76 metros cuadrados, tras haber acudido a pedir ayuda a la oficina en Córdoba del Programa Andaluz en Defensa de la Vivienda una vez que el juzgado que llevaba su caso fijó la orden de lanzamiento para el pasado 23 de julio. En el caso de La Rinconada (Sevilla), el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) ha publicado hoy el inicio de este procedimiento, con el que el número supera la treintena desde la entrada en vigor de la Ley de Función Social de la Vivienda.

El paso inicial a la expropiación
El anuncio del BOJA es el paso inicial del proceso de expropiación, de aplicación durante un máximo de tres años a los inmuebles en procedimientos de desalojo instados por entidades financieras y sus filiales inmobiliarias o entidades de gestión de activos, siempre que amenacen el derecho a la vivienda de personas en riesgo de exclusión social. Una vez realizada esta publicación, la sociedad adjudicataria del piso dispone de un plazo de 15 días para presentar alegaciones.