La Guardia Civil ha entregado un nuevo atestado a la juez que investiga el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) irregulares en el que implica en la concesión "ilegítima" de nuevas ayudas por valor de dos millones de euros a empresas vinculadas a la firma Martínez Barragán al exconsejero de Empleo Antonio Fernández, al exdirector general de Trabajo Francisco Javier Guerrero y al exdirector de IDEA Miguel Ángel Serrano. En el atestado elevado al Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, al que ha tenido acceso Europa Press, los agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Córdoba analizan el procedimiento de solicitud y concesión directa por parte de la Junta de subvenciones de carácter excepcional a las empresas Martínez Barragán y Elaborados Cárnicos Andaluces. Los agentes explican que Manuel Martínez Barragán, solicitante de la ayuda ante la Administración como propietario de ambas firmas, habría "recibido asesoramiento por parte de conocidos y personajes públicos a nivel local, entre otros el alcalde de Fuente Palmera (Córdoba) y el de Palma del Río (Córdoba)", solicitando y manteniendo una entrevista con Guerrero, quien le expresó "su voluntad de ayudarlo", instándole a que "prepare una carta y un informe, los cuales debía remitir" al entonces consejero de Empleo. Según declaró el propio Martínez Barragán, "así se hizo, y una vez remitieron dicha documentación, sin poder concretar la fecha recibieron el dinero", tal y como recoge el atestado consultado por Europa Press. La Guardia Civil explica que, del estudio policial realizado, "se llega a la conclusión de que las empresas vinculadas a la firma Martínez Barragán se beneficiaron de forma ilegítima de subvenciones excepcionales por importe total de dos millones de euros", unas ayudas que, "catalogadas como ayuda a empresa, fueron concedidas por la Consejería de Empleo con cargo a la partida presupuestaria 31L". Asimismo, y del estudio del expediente relacionado con la ayuda concedida a esta empresa, aseveran que "se deduce, al igual que otras de las ayudas estudiadas, que se habrían tramitado y concedido subvenciones excepcionales prescindiendo absolutamente del procedimiento establecido en el marco normativo". "MÚLTIPLES INCUMPLIMIENTOS" "El responsable de la entidad, Manuel Martínez Barragán, al igual que la administración, habría cometido como interesado múltiples incumplimientos durante la tramitación de esta ayuda, omitiendo los requisitos mínimos reconocibles por cualquier ciudadano medio, como sería la solicitud de ayuda", añaden. No obstante, "sí es cierto que Martínez Barragán en su declaración manifestó que la solicitud la realizó, aportando una carta y un informe a instancias de Guerrero, remitiéndolas al consejero de Empleo, según le había indicado" el entonces director de Trabajo. La Guardia Civil considera que Antonio Fernández, Francisco Javier Guerrero, y Miguel Ángel Serrano "fueron conscientes y conocedores de que el protocolo que formaliza la concesión de la ayuda y los posteriores convenios de colaboración que sostenían dicha ayuda concedida a la entidad Martínez Barragán fueron realizados prescindiendo absolutamente del procedimiento establecido en el marco normativo, considerándolos por tanto presuntos partícipes en los hechos ilícitos que se investigan". La empresa Martínez Barragán se encuentra cerrada desde el año 2012, "sin actividad alguna y en fase de liquidación, llevado por el Juzgado de lo Mercantil de Córdoba", mientras que Elaborados Cárnicos Andaluces se encuentra cerrada y liquidada desde finales de 2008.