La polémica estaba más que servida. La marginación de los dos alcaldes de los términos que une el nuevo puente, Cádiz y Puerto Real, han provocado que la escalada de declaraciones hostiles subiese día a día e incluso horas antes del gran evento, la inauguración del segundo puente de Cádiz, el puente de la "Constitución 1812".

Los alcaldes de Podemos se enteran del acto por la prensa
Tanto el alcalde de Cádiz, José María González "Kichi" como el de Puerto Real, ambos de listas blancas de Podemos, se enteraron por la prensa de la inauguración. Este último decidió no asistir a los actos de hoy. Por su parte Kichi sì ha asistido aunque el protocolo de Moncloa ha sido algo cruel con el alcalde y no le ha dado mucho juego. Pero la foto más ansiada, aquella que buscaban por primera vez inmortalizar a Mariano Rajoy junto a un alcalde de Podemos, se ha producido. Tal vez por imperativo legal, o más correctamente expresado por obligación institucional, esta finalmente se ha inmortalizado. Con poca simpatía recíproca pero se ha podido ver.

El alcalde de Cádiz es relegado por el severo protocolo de Moncloa a un segundo plano. EFE



Un protocolo que invisibiliza al alcalde
Quien también ha ejercido de puente ha sido la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, quien con toda normalidad ha intercambiado opiniones con ambos y ha servido para romper esa especie de glaciar pétreo segregador. Los contactos durante el acto entre Rajoy y González Santos han sido solo los "justitos". Es más, en la foto central protocolaria, Kichi ha estado al margen entre el delegado de Gobierno, autoridades militares e incluso Florentino Pérez. Cualquier experto en protocolo sabe que en cualquier acto, el alcalde de la ciudad en el que se desarrolle es uno de los artistas principales y no de reparto. Aquí, hubo momentos en el que parecía más bien un figurante.

Rajoy no se quiere contaminar del contacto con los gaditanos
El acto protocolario no ha devenido exento de fuertes tensiones y polémicas políticas. Los dos consistorios en manos de Podemos, Cádiz y Puerto Real, se han sentido marginados y obviados en toda la organización del evento presidido por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Además ha sido muy fuerte la polémica en torno al hecho de que el Gobierno central ha incumplido su palabra y su compromiso y no solo no ha organizado unas jornadas para que los ciudadanos para que disfrutaran de este importante día, sino que ha vetado el paso de peatones ¿miedo a que se repitan los actos de la campaña en Cataluña? ¿horror a unos ciudadanos políticamente no afectos?

Kichi calienta en la previa
El alcalde de Cádiz calentaba el ambiente esta misma mañana recordando el sobrecoste de un 87% que hace que la infraestructura haya costado finalmente la friolera de 511 millones de euros. Para Kichi que "había otras necesidades e incluso obras mucho más urgentes en la ciudad para aliviar la situación de sus vecinos".

Rajoy: "Los españoles somos constructores de puentes"
El presidente del Gobierno ha destacado los grandes logros y las grandes obras que son capaces de conseguir los españoles cuando edifican "sobre los pilares del entendimiento y la concordia". "Las grandes obras necesitan siempre de espíritu de colaboración y unidad. Tras recorrer el puente en autobús y descubrir, junto con Susana Díaz, Rajoy ha señalado que esta obra va a ser un "recordatorio permanente" de los grandes logros" que son capaces de conseguir los españoles. "Los españoles somos constructores de puentes", ha apostillado el presidente tras mostrar su "alegría" y "orgullo" por poner en servicio esta "obra de ingeniería de talla mundial" que "va a servir a personas, a facilitar su vida diaria".

¿Dónde está el Alcalde de Cádiz?. Moncloa y Fomento se la han jugado protocolariamente. Ya llegarán los carnavales



La guasa está servida: "Los españoles somos constructores de puentes"
Está claro que Rajoy con la afirmación de que "los españoles somos constructores de puentes", ha servido en bandeja numerosas y futuras letras de carnaval. No todos, dicen en Cádiz, "somos arquitectos, los hay también albañiles, administrativos y muchos parados, muchísimos". Y es que la frase de marras tiene guasa, y dicha en Cádiz con el pueblo de telonero marginado, mucho más. Si no, !al tiempo!